La policía interviene en posible toma de rehenes en un centro comercial en Filipinas

Policías fuertemente armados intervinieron el lunes en un centro comercial de Manila, constató la AFP, en el que, según la prensa local, un empleado descontento estaba llevando a cabo una toma de rehenes.

El alcalde de un distrito de la capital filipina afirmó a la prensa que un guardia de seguridad retenía hasta una treintena de personas en una oficina, y que había disparado al menos contra una persona.

"Las informaciones iniciales de las que disponemos (...) es que posee armas de fuego y granadas. Ya hay una persona que fue alcanzada por un disparo y trasladada al hospital", indicó Francis Zamora, el alcalde de San Juan.

El centro comercial estaba lleno de clientes y trabajadores, a los cuales se pidió que evacuaran el edificio justo después de que se oyera el primer disparo.

Los centros comerciales en Manila, donde hay restaurantes, estructuras médicas e incluso iglesias, son un lugar crucial en la vida social local.