La Policía y el Ejército de Colombia desmantelan la mina ilegal que devastaba las selvas del Guainía

Desmantelada la mina ilegal que estaba devastando las selvas del Guainía, en la Amazonía colombiana. Una operación especial de las Fuerzas Militares y la Policía en el marco del Plan Perseo ha destruido los equipos de producción minera que, según las investigaciones, pertenecían a grupos armados vinculados al narcotráfico.

Fueron destruidas seis unidades de producción minera ilegal, 3000 metros de manguera y distintos accesorios empleados para el ilícito, avaluados en más de 60 millones de pesos.

"Allí fueron halladas unas unidades de producción de minería ilegal. Se estiman que estas alcanzaban a explotar de manera ilícita más de 2.200 gramos de oro mensuales. Esto representa unos ingresos superiores a los 600 millones de pesos semanales (más de 123.000 dólares a la semana)", explicó Helder Giraldo, Comandante de las Fuerzas Militares colombianas, en una rueda de prensa.

La mina, de más de cuatro kilómetros de longitud, depredaba la capa vegetal en la selva y contaminaba los ríos con desechos del deslave de material y el uso de químicos en un daño ambiental irreparable.

La operacióin ha evitado la extracción ilícita de más de 2.300 gramos de oro mensuales.