El segundo sospechoso de los apuñalamientos de Canadá muere tras ser detenido

·2 min de lectura
La Policía Montada de Canadá investiga el apuñalamiento múltiple de este domingo. (Photo: DAVID STOBBE via REUTERS)
La Policía Montada de Canadá investiga el apuñalamiento múltiple de este domingo. (Photo: DAVID STOBBE via REUTERS)

La Policía Montada de Canadá investiga el apuñalamiento múltiple de este domingo. (Photo: DAVID STOBBE via REUTERS)

El presunto autor del asesinato de diez personas en una reserva indígena de Canadá, Myles Sanderson, ha muerto poco después de ser capturado este miércoles por la Policía a causa de heridas que se habría autoinfligido, según ha informado CBC News.

Hasta el momento se desconoce si Myles se hirió a sí mismo durante la persecución y detención o poco antes.

El arresto se produjo poco después de que la Policía anunciara que una persona sospechosa, armada con un cuchillo, había robado un automóvil en una pequeña localidad rural del noroeste del país.

El presunto asesino fue detenido cerca de la localidad de Rosthern, en la provincia de Saskatchewan, a solo 130 kilómetros de la reserva indígena de James Smith Cree Nation donde el 4 de septiembre fueron asesinadas diez personas y otras 18 resultaron heridas.

Myles Sanderson, de 32 años, y su hermano, Damien Sanderson, de 31 años, eran los únicos sospechosos del apuñalamiento múltiple que ha conmocionado a toda Canadá.

El cadáver de Damien Sanderson fue hallado el lunes en James Smith Cree Nation. La Policía está investigando si fue asesinado por su hermano.

En los últimos días, las autoridades canadienses habían declarado que Myles Sanderson podía estar escondido en la ciudad de Regina, a unos 320 kilómetros al sur de la reserva indígena.

La Policía, que este miércoles ha dado a conocer las identidades de los diez fallecidos, ha señalado que algunas de las víctimas fueron atacadas de forma deliberada.

El arresto del fugitivo se produjo poco después de que los padres de Myles Sanderson pidiesen de forma pública a su hijo que se entregase.

“Myles, por favor, entrégate. No queremos más daño. No queremos que nadie más resulte herido, por favor, hijo mío. Te quiero. Entrégate. Ponte a salvo”, declaró a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, el padre del presunto asesino.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR