La policía de Austria allana docenas de objetivos "vinculados con el islamismo"

Jastinder KHERA
·3 min de lectura
Velas depositadas frente a una sinagoga de Viena el 8 de noviembre de 2020, en homenaje a las víctimas de un ataque yihadista una semana antes

La policía de Austria allana docenas de objetivos "vinculados con el islamismo"

Velas depositadas frente a una sinagoga de Viena el 8 de noviembre de 2020, en homenaje a las víctimas de un ataque yihadista una semana antes

La policía austriaca registró este lunes más de 60 lugares supuestamente vinculados con islamistas radicales, donde se incautó de millones de euros en metálico, y ordenó a 30 sospechosos que se presenten ante la policía, anunciaron las autoridades.

La operación se produjo una semana después de que un simpatizante del grupo yihadista Estado Islámico (EI) matara a cuatro personas en un tiroteo en pleno corazón de Viena, pero los fiscales indicaron que los allanamientos no guardaban relación con ese ataque.

El ministro de Interior, Karl Nehammer, afirmó que, con la intervención, la policía persigue "atacar las raíces del islam político".

La investigación está centrada en "más de 70 sospechosos y varias asociaciones sospechosas de pertenecer y apoyar a las organizaciones terroristas de los Hermanos Musulmanes y Hamás", indicó la oficina de la fiscalía de la región de Estiria.

Además, se ordenó a "30 de los sospechosos" que se "presenten inmediatamente para ser interrogados" por la policía, agregó.

"La operación no tiene conexión con el ataque terrorista de Viena del 2 de noviembre", matizó la oficina de la fiscalía, sino que es resultado de "extensas e intensas investigaciones llevadas a cabo desde hace más de un año".

Entre los supuestos delitos, se encuentran la formación de una asociación terrorista, la financiación del terrorismo y el blanqueo de capitales.

Los allanamientos empezaron a primera hora de la mañana y tuvieron lugar en las regiones de Estiria, Carintia, Baja Austria y Viena.

En el operativo, apodado "Luxor", participaron más de 930 agentes, que confiscaron millones de euros en efectivo, según explicó en rueda de prensa el director de Seguridad Pública, Franz Ruf.

- "Ideología hostil" -

"Actuamos con toda nuestra fuerza contra esas organizaciones criminales, extremistas e inhumanas", declaró Nehammer en un comunicado.

Por su parte, la oficina de la fiscalía recalcó que la operación no apuntaba "contra los musulmanes o contra el islam en tanto que comunidad religiosa".

"Al contrario, estas medidas también buscan proteger a los musulmanes, cuya religión es víctima de abusos por los propósitos de una ideología hostil a la Constitución", señaló.

El tiroteo del pasado lunes fue el primer ataque de importancia de este tipo en Austria en décadas y el primero imputado a un yihadista.

El agresor, identificado como Kujtim Fejzulai, un austriaco-macedonio de 20 años que el año pasado había sido condenado por haber intentado viajar a Siria para combatir junto al grupo EI.

Austria reconoció haber cometido errores en términos de seguridad antes del ataque, como no haber actuado ante las advertencias emitidas por Alemania y Eslovaquia sobre Fejzulai y sobre sus contactos.

El responsable de la Lucha Antiterrorista en Viena (LVT) fue suspendido la semana pasada, después de que salieran a la luz varias informaciones sobre fallas de inteligencia.

"Tenemos que desarrollar un conocimiento amplio, en Austria no contamos con [un conocimiento] de tal alcance", recordó Ruf, en alusión a los servicios de inteligencia nacionales.

El lunes, Ruf confirmó que Fejzulai se había reunido con islamistas alemanes y suizos en Viena el pasado julio.

Entre estos, se encontraban algunos de los contactos de Fejzulai que fueron arrestados tras el ataque.

A pesar de esa reunión, y de que Fejzulai intentara comprar munición en Eslovaquia, se le permitió permanecer en libertad condicional porque hubo informaciones relevantes que nunca llegaron al sistema judicial.

La semana pasada, el gobierno también ordenó el cierre de dos mezquitas en Viena a las que solía acudir el agresor.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Clement Beaune, debían reunirse este lunes en Viena con el canciller austriaco, Sebastian Kurz, con quien debían hablar sobre cooperación transfronteriza en la lucha contra el terrorismo.

El martes, Kurz viajará a París, donde se entrevistará con el presidente Emmanuel Macron, antes de participar en una conferencia telemática con la canciller alemana, Angela Merkel; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y Charles Michel. Una mini cumbre que estará dedicada a la respuesta del bloque europeo a la amenaza terrorista, según la presidencia francesa.

jsk/jvb/mb