La policía alemana interviene contra islamistas sospechosos de fraudes en ayudas por la pandemia

La policía alemana registró el jueves los apartamentos de varios musulmanes salafistas de Berlín, sospechosos de estafa en las ayudas económicas por el impacto del nuevo coronavirus, anunció la fiscalía local.

Esta operación concierne a cinco personas "que pertenecen a los sectores salafistas de Berlín", indicó la policía.

En particular apunta al "núcleo duro" de la antigua y muy polémica mezquita berlinesa de Fussilet.

En ella se sospecha que estuvieron varios islamistas considerados peligrosos en Alemania, sobre todo el tunecino Anis Amri, autor del atentado con camión en diciembre de 2016 en un mercado navideño en Berlín, que causó 12 muertos.

Entre los cinco sospechosos figuran una persona cercana a Anis Amri y un imán, según el diario berlinés Tagesspiegel.

La policía registró las viviendas y los vehículos de estas personas.

El grupo es sospechoso de haber "obtenido de forma fraudulenta ayudas económicas de la ciudad de Berlín" con motivo del impacto de la epidemia, indicó la fiscalía.

Los montos giran en torno a los 50.000 y 60.000 euros, según fuentes cercanas a la investigación citadas por Tagesspiegel.

Durante la crisis sanitaria, las autoridades alemanas han otorgado múltiples ayudas financieras a las empresas, pero también a los trabajadores independientes y autónomos, sin llevar a cabo controles muy estrictos.

Desde entonces, se han registrado varios casos de fraude. Uno de los más utilizados es la creación de falsas webs oficiales para solicitar ayudas públicas. Los estafadores se sirven luego de los datos de los solicitantes para pedir ellos mismos la ayuda.