Polémica envuelve el accidente mortal de Tesla: "No hay coches autónomos"

Ivette Leyva
·3 min de lectura
Nuevo accidente de Tesla intensifica críticas sobre la promoción del piloto automático. Foto: STRF/STAR MAX/IPx
Nuevo accidente de Tesla intensifica críticas sobre la promoción del piloto automático. Foto: STRF/STAR MAX/IPx

El fabricante de vehículos eléctricos Tesla está bajo escrutinio una vez más luego de un accidente que mató a dos pasajeros en el área de Houston el sábado por la noche, por promocionar sus autos como de conducción autónoma.

El CEO de Tesla, Elon Musk, ha insistido en que los controles de la compañía mostraron que el sistema de "piloto automático" del auto no estaba activado cuando se produjo el accidente, reavivando la polémica sobre esta característica de los autos que produce la compañía.

Mark Herman, comisario del condado de Harris, donde se produjo el accidente mortal, dijo que las pruebas, incluidas las declaraciones de los testigos, indicaban claramente que no había nadie en el asiento del conductor del Model S cuando se estrelló contra un árbol el sábado por la noche matando a dos personas.

Este es no es el primer ni segundo accidente de Tesla que involucra la característica de piloto automático, sino el número 28, investigado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés).

La promoción de la tecnología, un problema

El gran problema, en buena medida, es la propia publicidad de Tesla impulsada por Musk, que ha promocionado sus vehículos como capaces de "conducirse completamente por sí mismos" con una actualización del software.

En realidad, la tecnología más avanzada disponible en los automóviles nuevos de Tesla, General Motors y Mercedes-Benz les permite girar, acelerar y frenar en determinadas circunstancias, pero su capacidad sigue siendo limitada y se supone que los conductores deben prestar atención continua a la carretera.

"Empezaría diciendo que no hay coches autónomos a pesar de lo que haya leído o de lo que haya visto en la publicidad", dijo a USA Today Jake Fisher, director senior de pruebas automotrices de Consumer Reports. "Y ciertamente no hay nada parecido a la conducción autónoma que esté en producción en este momento".

En su sitio web, Testa especifica que se supone que los conductores deben mantener las manos en el volante en todo momento, listos para tomar el control cuando el sistema no puede conducir, acelerar o frenar por sí solo. Pero el sistema se llama Piloto Automático, y algunos conductores usan "Autopilot Buddy", un mercado de accesorios ahora ilegal que engaña al vehículo haciéndole creer que las manos del conductor estaban en el volante. La NHTSA emitió una orden de cese y desistimiento al fabricante de ese dispositivo en junio de 2018.

"Autopilot (Piloto Automático) es un nombre intencionalmente engañoso que se usa para un conjunto de características que son esencialmente un sistema de control de crucero avanzado", dijo Jason Levine, director del Center for Auto Safety, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, D.C., en una entrevista por correo electrónico a USA Today. "Realmente ya no hay duda de que el marketing de Tesla está llevando a los consumidores a hacer un uso indebido previsible de la tecnología de una manera peligrosa".

La NHTSA tiene la última palabra.

También te puede interesar:

VIDEO | Se relaja en el asiento del copiloto de un Tesla y graba su coche circulando solo por una carretera