Políticos y ciudadanos homenajean a las víctimas del atentado de Londres

1 / 3
EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA

Londres, 2 dic (EFE).- Las autoridades británicas y numerosos ciudadanos participaron este lunes en sendos actos de homenaje en Londres y Cambridge por las víctimas del atentado con cuchillo del pasado viernes en la capital británica, que causó dos muertos y tres heridos.

El primer ministro, el conservador Boris Johnson, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y su colega Sadiq Khan, alcalde de Londres, asistieron al servicio religioso organizado en el Guildhall Yard de la City londinense, distrito donde ocurrió el ataque, en el que también murió el autor a manos de la policía.

En la ciudad inglesa de Cambridge, donde estudiaron las dos víctimas mortales, Saskia Jones, de 23 años, y Jack Merritt, de 25, los ciudadanos se congregaron asimismo para rendirles tributo, entre ellos la novia de Jack, Leanne O'Brien.

Usmar Khan, de 28 años, estaba en libertad vigilada tras cumplir la mitad de una condena de 16 años por delitos de terrorismo cuando agredió a varias personas durante un seminario sobre rehabilitación de presos organizado por la universidad de Cambridge en el edificio de Fishmongers' Hall, cerca del puente de Londres.

Varios asistentes al acto, que coordinaba Merritt y donde Jones era voluntaria, entre ellos algunos exconvictos, colaboraron en la tarea de reducir al criminal, que finalmente murió en el puente por disparos de la policía.

El ataque, que ocurrió en plena campaña electoral en el Reino Unido, llevó a Johnson a culpar a los laboristas de haber aprobado las leyes que permitieron la salida de Khan antes de acabar su pena y prometió endurecer la legislación.

Sin embargo, en un mensaje en Twitter el domingo, David Merritt, padre del fallecido, pidió que no se utilizara el nombre de su hijo para justificar "vil propaganda".

"Jack defendía lo contrario de lo que usted defiende - odio, división, ignorancia", tuiteó.

En un comunicado emitido anoche, la familia subrayó además que Jack "no hubiera querido que este terrible suceso aislado se usara como pretexto por el Gobierno para introducir sentencias todavía más draconianas a los condenados o para detener a gente en prisión más tiempo del necesario".

"Jack vivía según sus principios, creía en la redención y en la rehabilitación, no en la venganza, y siempre se ponía de parte del oprimido", señalaron sus familiares.

La familia de Jones dijo por su parte que la joven sentía "una gran pasión" por proporcionar ayuda a las víctimas del crimen.

Tras el terrible suceso, se ha retomado la campaña de cara a las elecciones generales del 12 de diciembre, en las que Johnson se sitúa como favorito en las encuestas de intención de voto.