Polémica en Italia en torno a las ONG que rescatan a migrantes en el mar

Por Fanny CARRIER
Foto de archivo de un bote de inmigrantes y de refugiados en aguas del Mediterráneo esperando a ser evacuados en una operación de rescate, el 5 de noviembre de 2016

En Italia, la cuestión de si los navíos privados de rescate de migrantes están actuando en complicidad con los traficantes ha desatado un agitado debate, alimentado por las controvertidas declaraciones de un magistrado y las reacciones de los políticos.

La polémica se gestaba desde hace varias semanas, cuando el fiscal de Catania (Sicilia), Carmelo Zuccaro, se preguntó en febrero acerca de la actuación de la decena de barcos privados que se encargan de los rescates de migrantes frente a las costas de Libia, junto a la guardia costera italiana y navíos militares activos en la zona.

Según la guardia costera, las oenegés rescataron a un 26% de los migrantes en 2016, sin contar a las más pequeñas, que distribuyen chalecos salvavidas, tranquilizan a los rescatados y ofrecen atención médica de urgencia.

En la práctica, las oenegés han ocupado, con medios y formación para hacerlo, el lugar de los cargueros, que pasaron de encargarse del 24% de los rescates en 2014 al 8% en 2016.

En un informe de otoño, Frontex, la organización europea de control de fronteras, destacaba el dilema de que, si bien su presencia favorece a los traficantes de personas, su ausencia amenaza a los migrantes.

La polémica ha ganado fuerza en los últimos días, después de que el fiscal Zuccaro asegurara en los medios que tenía "pruebas" de contactos entre traficantes y oenegés, dejando al margen organizaciones ya establecidas como Médicos Sin Fronteras (MSF) y Save the Children.

Zuccaro mencionó una grabación, que no podría ser utilizada en un eventual proceso en Italia, de una conversación entre un traficante de Libia y un navío de una oenegé.

El jueves, el fiscal lamentó no contar con los medios para investigar sus hipótesis: algunas oenegés "quizás" están siendo financiadas por traficantes o pueden buscar "desestabilizar la economía italiana".

El ministro de Justicia, Andrea Orlando, instó al fiscal a expresarse, ante todo, "a través de sus investigaciones", mientras que el Consejo Superior de la Magistratura tendrá que dirimir si Zuccaro ha ido demasiado lejos.

- 'Medicamento cómplice de la enfermedad' -

El sábado, el ministro de Relaciones Exteriores, Angelino Alfano, declaró estar "100% de acuerdo" con el fiscal "porque ha planteado una verdadera cuestión".

El jefe del Gobierno, Paolo Gentiloni, afirmó que "si la magistratura tiene informaciones que se puedan utilizar y que sean creíbles" el Ejecutivo las acatara. "Dicho esto, para nosotros, la actividad de las organizaciones de voluntarios es valiosa y bienvenida", añadió.

Por su parte, las oenegés reaccionaron airadamente, recalcando que actúan únicamente para salvar vidas en una ruta migratoria que se cobró 4.500 muertos el año pasado y un millar en lo que va de 2017.

"Es una polémica estéril, la verdad es que nadie quiere ayudar a esa gente. Quieren criminalizar la solidaridad", declaró Regina Catambrone, cofundadora de Moas, a la agencia católica SIR.

"¿Las oenegés de rescate, cómplices de los traficantes? Es como decir que los medicamentos son cómplices de las enfermedades", reaccionó el escritor Erri De Luca, que ha pasado dos semanas en un barco de MSF.

Sin embargo, en un país en el que han desembarcado más de 500.000 personas en tres años sin que parezca que el flujo se detenga, las dudas del fiscal han calado.

"Estamos frente a una invasión organizada, financiada y planificada, y espero que el fiscal de Catania pueda llegar al fondo de la cuestión", declaró Matteo Salvini, jefe de la Liga Norte, un partido antieuro y antiinmigración.

Luigi Di Maio, uno de los responsables del Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema) dijo que quienes rechazan "atacar" a las oenegés, "acusadas de un hecho muy grave", son los mismos "hipócritas" que "nunca quieren ver el negocio de la inmigración".

"El rescate en el mar es un imperativo absoluto", replicó el sábado en Twitter el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, pidiendo que el debate se centre en "cómo poner fin a las guerras, reducir la pobreza, ofrecer vías organizadas, combatir el tráfico".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines