Polémica por el cambio de ley de voto por correo en Florida

Agencia EFE
·2 min de lectura

Miami, 17 feb (EFE).- Una nueva ley que requiere que los votantes de Florida (EE.UU.) vuelvan a solicitar boletas de voto por correo, echando por tierra la ley vigente que garantiza la inscripción hasta 2022, desató la polémica al ser aprobada el martes en el Senado.

Después del récord de 4,8 millones de floridanos que votaron por correo en la elecciones generales de noviembre pasado, el Comité de Ética y Elecciones del Senado aprobó este proyecto de ley, el SB 90, con 5 votos a favor y 4 en contra.

La propuesta seguía las líneas del Partido Republicano para limitar las solicitudes de voto por correo a un ciclo de elección y exigir que todos los que se inscribieron para recibir boletas por correo en 2020 vuelvan a solicitarla.

Los demócratas llamaron al proyecto de ley "una táctica de supresión de votantes", destinada, según estos, a aplastar el apoyo récord de voto por correo a su partido en 2020, especialmente en las áreas metropolitanas más grandes del estado.

En 2020, 2,1 millones de demócratas votaron por correo, en comparación con 1,5 millones de republicanos y 1 millón de votantes que no estaban afiliados a ningún partido.

"Nuestro código electoral de Florida funciona", señaló Julie Marcus, supervisora de elecciones del condado de Pinellas.

"Lo hemos visto una y otra vez (...). Para continuar nuestra trayectoria de elecciones exitosas en Florida es clave tomar decisiones basadas en datos y evidencia, y un enfoque moderado de la legislación", añadió.

Dennis Baxley, un republicano de Ocala que patrocina la medida, dijo, por su parte, que la SB 90 ayudaría a mejorar la seguridad del proceso de votación por correo, citando preocupaciones sobre cambios frecuentes de las direcciones postales de los votantes.

Baxley es también presidente del comité de Elecciones y Ética del Senado.

Con la llegada de la pandemia de covid-19, muchos votantes se mostraron reacios a acudir a las urnas.

De los más de 4,85 millones de floridanos que emitieron sus votos por correo en las elecciones de noviembre, alrededor de 2,19 millones eran demócratas registrados y 1,5 millones republicanos registrados. El resto fue de los votos emitidos por votantes no afiliados o de terceros.

La votación por correo provocó demandas legales en otros estados, particularmente cuando el expresidente Donald Trump cuestionó su derrota electoral ante el presidente Joe Biden, pero en Florida el proceso electoral por correo se desarrolló sin problemas, con los resultados de las elecciones disponibles rápidamente.

Según la ley vigente, los votantes que solicitaron una boleta por correo el año pasado podrían recibir boletas de la misma manera para las elecciones estatales hasta el 2022.

La nueva ley entra en vigor en julio de este año, según la web oficial del Senado de Florida.

(c) Agencia EFE