Polémica por un acto público en Melilla frente a un monumento que exalta el golpe franquista

Monumento al Ejército de la Victoria, Melilla. (Photo: WIKIMEDIA COMMONS)
Monumento al Ejército de la Victoria, Melilla. (Photo: WIKIMEDIA COMMONS)

Monumento al Ejército de la Victoria, Melilla. (Photo: WIKIMEDIA COMMONS)

Apenas ha pasado un mes desde que entró en vigor la Ley de Memoria Democrática, después de años de trámites, enmiendas, mejoras, críticas y alabanzas a la norma. Y según asociaciones y expertos, ya se está incumpliendo.

Este domingo, en Melilla, se ha celebrado un concierto bajo el monumento que recuerda el golpe de Estado de 1936 y exalta a los caídos del bando nacional -franquista- durante la Guerra Civil. Según denuncia el periodista Javier García Angosto, el concierto se hizo, además, con dinero público.

Angosto explica en Twitter que el Gobierno de Melilla, presidido por Eduardo de Castro -hoy independiente, antes de Ciudadanos-, se comprometió hace un año a retirar el monumento, después de años de polémica y teniendo en cuenta la aprobación de la Ley de Memoria. “El monumento sigue en su sitio, a pesar de vulnerar la Ley de Memoria Histórica y la reciente aprobada Ley de Memoria Democrática”, señala el periodista.

“La gente ya se ha acostumbrado”

En un reportaje de Radio Televisión Melilla emitido hace un año, se cuenta la “discordia” por la escultura franquista. Se explica que es una exaltación del golpe de Estado del 17 de julio de 1936 -tal y como señalaba una placa ya retirada-, un homenaje al bando nacional y a los caídos del bando franquista, inaugurado en Melilla el 20 de julio de 1941. Recordemos que la sublevación militar de Melilla fue el primer paso del golpe de Estado que dio inicio a la Guerra Civil Española.

El dicho reportaje, se incluyen declaraciones del presidente de Melilla hasta 2019, Juan José Imbroda (PP), que defendía que “la gente ya se ha acostumbrado” a ver el monumento y “no tiene ni idea de quién lo ha puesto”, con lo cual, según él, no habría que retirarlo, pues sería algo propio de un régimen “talibán”, decía. Vox, asimismo, se ha dedicado a recoger firmas y a hacer concentraciones frente al monumento para evitar su retirada. 

Ahora, y tras el concierto frente a la escultura, la Asociación Recuperación Memoria Histórica (ARMH) ha solicitado a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática que lleve a cabo “las acciones oportunas contra la puesta en valor de un monumento que rinde homenaje a los golpistas de 1936”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Related...