"Podríamos acabar con esta guerra inmediatamente", dice Zelenski en la cumbre del G20 de Bali

Volodímir Zelenski ha sido uno de los primeros en intervenir en la cumbre del G20 -que él llama G19 para excluir a Rusia-.

El presidente ucraniano ha reiterado por vídeoconferencia sus diez condiciones para poner fin a la guerra. Entre ellas, la retirada total de las tropas rusas y la recuperación de la soberanía en todo el territorio ucraniano. "Si Rusia dice que quiere acabar esta guerra, que lo pruebe con hechos", ha dicho.

"Rusia reconstruiría sus fuerzas"

"No vamos a dar a Rusia la oportunidad de tomar un respiro, reconstruir sus fuerzas y lanzar una nueva ola de terror y desestabilización mundial. Estoy seguro de que necesitamos y podríamos acabar esta destructiva guerra de Rusia inmediatamente".

Contra la falta de implicación de la Cruz Roja

El dirigente ucraniano ha presentado propuestas para garantizar la seguridad nuclear y energética y el derecho a la alimentación de los ciudadanos del mundo y la seguridad energética. Porque a Moscú, aseguraba, le interesa mantener la crisis energética y convertir el frío en un arma. Ha sido especialmente crítico con la labor de la Cruz Roja en el conflicto.

"Debo decir que no hemos encontrado apoyo de la Cruz Roja Internacional. No vemos que estén completamente comprometidos en conseguir acceso a los campos de prisioneros donde los cautivos ucranianos y los presos políticos están retenidos. O que la Cruz Roja ayude a buscar a los ucranianos deportados. Y esta autoeliminación es la autodestrucción de la Cruz Roja como organización que antes era respetada. No podemos esperar, debemos unirnos para conseguir una forma realista de liberar a los prisioneros, hacer un intercambio de todos y también liberar a los niños y adultos que fueron deportados a Rusia".

El ministro de Exteriores ruso Serguéi Lavrov, el más alto representante del país en ausencia de Vladímir Putin, estaba presente en la sala durante la alocución.

En esta cumbre no habrá foto de familia de los asisentes, para evitar un momento posiblemente incómodo con él.