En plena pandemia del coronavirus, Pekín prohíbe los comportamientos inciviles

A partir del 1 de junio, Pekín prohibirá una serie de comportamientos considerados como "inciviles" para mejorar la higiene en lugares públicos en plena pandemia del coronavirus, informó la alcaldía de la capital china.

China, que reporta oficialmente unos 82.000 casos de contagio de covid-19 y 4.632 fallecidos, fue el primer país afectado por la pandemia.

Estornudar o toser sin cubrirse la nariz o la boca y no llevar mascarilla en público en caso de enfermedad, forman parte de la nueva lista de infracciones en la capital china.

Los ciudadanos también tendrán que "vestirse apropiadamente" en público y no podrán pasear por la ciudad con el torso desnudo -una referencia aparente a la práctica conocida como "bikini de Pekín" cuando en verano muchos hombres tienen la costumbre de deambular con el vientre al aire y la camiseta arrollada.

El nuevo reglamento también prevé instalar demarcaciones para respetar el distanciamiento social en los lugares públicos.

Pekín, con sus más de 20 millones de habitantes, ya castiga una serie de comportamientos "inciviles", como escupir en público, arrojar basura a la calle, pasear perros sin correa o fumar en lugares donde está prohibido.

Pero en la práctica no siempre se respetan las prohibiciones y algunos hábitos no han desaparecido totalmente.

Las últimas reglas -adoptadas el viernes- piden a la policía que notifique las infracciones graves ya que pueden afectar el "crédito social" de una persona.

En los últimos años, China empezó a introducir diferentes sistemas de "crédito social" que conceden puntos a los "buenos" ciudadanos pero pueden impedir a los "malos" subirse a un tren, a un avión o hasta reservar un hotel.

El metro de Pekín anunció en mayo del pasado año que había empezado a retirar puntos a los pasajeros que comen en el interior de las estaciones.