La plataforma de criptomonedas FTX, una de las más importantes del sector, se declara en bancarrota

Logo de FTX. (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Logo de FTX. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Logo de FTX. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Importante golpe en el mundo de las criptomonedas. La plataforma FTX ha anunciado este viernes que ha pedido acogerse al proceso de bancarrota en Estados Unidos y su fundador y máximo responsable, Sam Bankman-Fried, ha decidido presentar su dimisión.

Una decisión que ya está afectando de manera directa al sector, con un efecto contagio que se ha visto en algunas monedas digitales descentralizadas como Bitcoin, que ha pasado de tener un valor de 20.700 euros a los 16.375 euros registrados este viernes.

La plataforma FTX es una de las más importantes del sector y, tras la bancarrota, se confirma el colapso total de una organización que llegó a estar valorada en 32.000 millones de dólares.

La falta de liquidez parece estar detrás de este grave problema y en los últimos días su valor ha ido cayendo en picado, mientras los usuarios se apresuraban a retirar sus fondos.

El valor de Bitcoin este viernes. (Photo: GOOGLE)
El valor de Bitcoin este viernes. (Photo: GOOGLE)

El valor de Bitcoin este viernes. (Photo: GOOGLE)

La bancarrota, una medida adecuada

En un comunicado publicado este viernes, FTX ha asegurado que la declaración de bancarrota es la medida adecuada para gestionar los activos de la compañía y proteger los intereses de sus accionistas.

El proceso afectará a unas 130 empresas afiliadas, incluida su firma de inversiones Alameda Research, pero no a las filiales Ledgerx.LLC, FTX Digital Markets, LTD, FTX Australia y FTX Express Pay.

La compañía ha anunciado que el cargo de consejero delegado será asumido por John J. Ray III y dijo Bankman-Fried y numerosos empleados de la firma continuarán trabajando para asistir al nuevo máximo responsable y a profesionales independientes durante el proceso de quiebra.

“El alivio inmediato del Capítulo 11 es apropiado para brindarle al Grupo FTX la oportunidad de evaluar su situación y desarrollar un proceso para maximizar las recuperaciones para las partes interesadas”, ha señalado el nuevo consejero de la organización.

Realizaremos este esfuerzo con diligencia, minuciosidad y transparenciaJohn J. Ray III, nuevo consejero delegado de FTX

El movimiento se dio a conocer horas después de que las autoridades de Bahamas, donde FTX tiene su sede, congelasen los activos del grupo y diesen los primeros pasos para nombrar a un encargado de liquidar una de sus entidades.

FTX desembarcó en Bahamas en 2021 desde Hong Kong, donde había comenzado a operar y se había establecido como una de las plataformas de más éxito en el sector de las criptomonedas.

En los últimos días, las dudas sobre la solvencia de la compañía se dispararon por varias informaciones, lo que llevó a muchos usuarios a apresurarse a retirar su dinero, dejando a FTX sin liquidez y en busca de un rescate.

La situación de FTX se complicó aún más el miércoles, cuando Binance, la principal plataforma de intercambio de monedas del mundo, anunció que retiraba la oferta de compra que había anunciado un día antes, cuando se había ofrecido a acudir en apoyo de su rival.

“El tercer eslabón de una caída secuencial”

Roberto Scholtes, jefe de Estrategia de Singular Bank, reconocía este jueves en Hora 25 de los negociosque se trata de “el tercer eslabón de una caída secuencial que todavía puede llevar bastante tiempo”.

“Primero fue la pérdida de valor de unas criptomonedas, luego la caída de unas divisas y ahora tenemos que una de las principales plataformas se viene para abajo. Y cuando uno puede creer que tiene una criptomoneda que es estable, pues ve que su valor se hunde por unas ventas forzadas”, señaló.

Al ser preguntado sobre una posible bancarrota que finalmente se ha producido, Scholtes advertía que en tal caso esa persona “ha perdido todo su dinero” invertido, como ocurre con “todos los activos de riesgo”.

Episodios como estos lo que hacen es que haya más recelo de los inversores institucionales. Queda el siguiente paso de la presión regulatoria y es que quizá a estas plataformas se les acabe exigiendo un fondo de garantías como a los bancos”, defendió.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR