Plantas modificadas genéticamente que brillan en colores si necesitan algo

Javier Peláez
·4 min de lectura
Plantas modificadas genéticamente para brillar en colores cuando les ataca una plaga o cuando necesitan riego | imagen Inner-Plant
Plantas modificadas genéticamente para brillar en colores cuando les ataca una plaga o cuando necesitan riego | imagen Inner-Plant

Alimentar a una población mundial que ya se acerca a los 8.000 millones de habitantes, utilizando un terreno fértil disponible cada vez más reducido, requiere una gran dosis de innovación y la incorporación de tecnologías nunca vistas hasta ahora. La agricultura ha experimentado grandes cambios en los últimos siglos, desde la revolución industrial que mecanizó muchas labores hasta la revolución verde de Norman Borlaug a mediados del siglo XX. Para la mayoría de investigadores y científicos la aplicación de las nuevas tecnologías de selección genética es sin duda el siguiente paso en esa búsqueda de mayor eficacia en los rendimientos agrícolas. El ser humano lleva miles de años cultivando y seleccionando de manera artificial las mejores especies vegetales, pero ahora hemos subido un peldaño de calidad en lo que podemos hacer con ellas. La biotecnología, los transgénicos o las nuevas técnicas asociadas a CRISPR nos ofrecen oportunidades y aplicaciones realmente únicas.

Una de las más importantes novedades biotecnológicas que empiezan a surgir en agricultura está orientada al modo en que nos comunicamos con nuestros cultivos. Plantas que nos avisan cuando necesitan agua, cuando requieren abono o cuando están siendo atacadas por algún insecto o plaga. Un incipiente lenguaje que podría cambiar radicalmente la manera en que plantamos y cultivamos en todo el mundo.

Inner-plant es una empresa pionera en este campo y hace tan solo unos días ha presentado uno de sus más ambiciosos proyectos: plantas que se comportan como verdaderos sensores y alertan de cualquier problema en su desarrollo. Para entenderlo mejor, pongamos como ejemplo los insectos y comencemos por un dato importante: una quinta de los cultivos de todo el mundo se destruyen por plagas o enfermedades. Para los agricultores, incluso para los más experimentados, puede resultar difícil determinar exactamente cuándo los cultivos se desarrollan bien o cuándo están siendo infestados por insectos u hongos. Incluso con la mejor tecnología disponible pueden pasar semanas hasta que se detecten los síntomas del problema, un tiempo que en ocasiones resulta imprescindible para salvar la cosecha.

Las plantas modificadas genéticamente brillan en diferentes colores según necesiten agua, nutrientes o insecticidas | imagen Inner-Plant
Las plantas modificadas genéticamente brillan en diferentes colores según necesiten agua, nutrientes o insecticidas | imagen Inner-Plant

Lo que los bioingenieros de Inner-plant han conseguido es inaugurar las primeras palabras en el diccionario vegetal-humano, modificando genéticamente plantas para que sus hojas brillen en caso de que les falte algo o estén siendo atacadas por alguna plaga. De esta manera los agricultores podrán detectar rápidamente cualquier amenaza o carestía en sus cultivos. Además, la compañía está desarrollando tres posibles alternativas de luminiscencia para indicar diversos problemas. Estos tres colores diferentes se corresponden con la falta de agua, deficiencia de nutrientes o presencia de patógenos que estresan la planta.

Tan pronto como empiezan los primeros síntomas de estrés las plantas comienzan a producir proteínas fluorescentes. En estas primeras etapas puede resultar difícil detectar ese cambio a simple vista, pero sí pueden ser captados por cámaras especiales instaladas en drones o incluso en satélites. Los agricultores podrán acceder a estos datos aéreos en cualquier momento y desde cualquier lugar a través de un portal online, con lo que se añade la ventaja de poder actuar incluso sin estar presente en el terreno de cultivo.

Los agricultores tendrán acceso a un portal donde comprobar los datos de drones o satélites sobre sus cultivos | imagen Inner-Plant
Los agricultores tendrán acceso a un portal donde comprobar los datos de drones o satélites sobre sus cultivos | imagen Inner-Plant

La primera planta desarrollada con esta tecnología ha sido una tomatera, que la empresa ha denominado Inner-Tomato y que ya se está probando en el campo de California. También confirma que está trabajando para modificar del mismo modo otros cultivos, entre los que destaca una planta de soja.

Su precio aún está en el aire, aunque la compañía sugiere que no debería ser mucho más caro que el precio de los cultivos regulares ya que las plantas en sí son muy parecidas a las tomateras convencionales en tasa de crecimiento, resistencia o rendimiento. Conocemos de otras innovaciones transgénicas que otorgan cualidades especiales a los tomates, como mayor resistencia a sequía o mayores producciones, sin embargo esta versión de Inner-plant solo se centra en la capacidad de avisar al agricultor de la aparición de algún problema.

Dependiendo de los obstáculos legislativos y si supera todos los requisitos de las agencias reguladores las primeras versiones de este “Inner-Tomato” podrían estar disponibles para los agricultores dentro de un año, y para las plantas de soja se estima que al menos dos años más.

Más artículos sorprendentes sobre agricultura y biotecnología en Yahoo: