El plan anticrisis del Gobierno sale adelante por mayoría y con la abstención del PP

·2 min de lectura
Sánchez y Díaz, en un momento del debate (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Sánchez y Díaz, en un momento del debate (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Sánchez y Díaz, en un momento del debate (Photo: Europa Press News via Getty Images)

La margarita se deshojó a media tarde: el PP se iba a abstener en la votación para convalidar el plan de respuesta a la crisis aprobado por el Gobierno hace tres semanas. Sin el veto de los populares, las cuentas han sido enormemente favorables al Ejecutivo, si bien ya tenía garantizada la mayoría absoluta. En total, el decreto ha salido adelante con 186 ‘síes’, los de la coalición, PNV, PDeCAT y EH Bildu, 51 en contra y 108 abstenciones, principalmente las de los populares.

El conjunto de medidas contra los efectos de la guerra salió adelante en el Consejo de Ministros extraordinario del pasado sábado 25 de junio. Este paquete, con un alcance de 9.000 millones de euros, incluía la aprobación de un cheque de 200 euros para las familias vulnerables, prorrogaba la rebaja de 20 céntimos al litro de combustible o la rebaja del IVA de la luz, del 10 al 5%.

Otras novedades que incluía era la congelación del precio de la bombona de butano y la rebaja del 50% de los abonos de transporte de titularidad estatal (como los de Renfe) y del 30% para los expedidos por las comunidades autónomas y entidades locales, que podrán elevar esa ayuda hasta el 50 % con recursos propios.

Una aprobación de “sentido común” para Bolaños

Durante la defensa del decreto, el ministro de la presidencia, Félix Bolaños, ha pedido a los grupos una convalidación “pacífica” porque es “de sentido común” ayudar a familias para las que “cada vez es más difícil llegar a fin de mes” y a empresas, a “continuar con su negocio”, y las Cortes “no pueden mirar para otro lado”. “El Gobierno suma y sigue”, ha dicho el ministro tras enumerar las principales medidas del decreto y mencionar las más importantes de las anunciadas por el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, esta semana en el debate sobre el estado de la nación.

El decreto iba a convalidarse con holgada mayoría, pero ello no ha sido óbice para que Bolaños tuviera que escuchar varios reproches de sus socios de legislatura. Así, varias fuerzas han reprochado la falta de negociación de las medidas, como el PNV, cuya diputada Idoia Sagastizabal ha considerado que, aunque positivo, es “pan para hoy y hambre para mañana”.

Bildu, otro de los apoyos, tampoco ha ahorrado comentarios, al considerar positivas pero “insuficientes” las ayudas, por lo que piden otras “estructurales”, como ha apuntado Mertxe Aizpurua.

Por parte del PP, el diputado Jaime de Olano ha dirigido una pregunta al Ejecutivo: ”¿Se ha parado a pensar en la importancia del gasto público sobre la inflación?” En su parlamento, el representante popular ha exigido una bajada del IRPF y una reducción de la estructura ministerial, “la más grande de la historia de la democracia”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente