Estas lesiones en la boca pueden alertar de la existencia de diabetes

·4 min de lectura
Getty
Puede ser alarmante notar que tu lengua se ha vuelto blanca. Pero esto es común, y probablemente no sea un problema de salud importante. Sin embargo, si esas manchas blancas persisten hay que actuar ya que puede ocultar algunas enfermedades. Por ejemplo, la diabetes sin controlar puede causar que el nivel de azúcar (glucosa) en la saliva aumente. La combinación de estos problemas podría llevar a tener 'muguet o candidiosis oral'. (Foto: Getty)

 

Es muy posible que esto te sorprenda pero si te salen placas blanquecinas y dolorosas en la boca puede ser una señal de que tus índices de glicemia no andan bien y dar lugar a una infección bucal conocida como 'candidiasis', un problema común para las personas con diabetes porque los niveles altos de azúcar en la sangre pueden alimentar fácilmente el crecimiento de los hongos.

En efecto, a veces, una lengua blanca puede indicar algo más que la acumulación regular de placa. Esa película blanca en la lengua podría ser consecuencia del crecimiento excesivo de levaduras u hongos. Esto suele pasar cuando el sistema inmunológico está comprometido por diversos trastornos, lo que hace que el cuerpo no pueda controlar el hongo, por lo que puede continuar multiplicándose.

Estamos hablando del 'muguet o candidiasis oral' que, en concreto, ocurre debido a la proliferación de una levadura (un tipo de hongo) llamada 'Candida albicans' y que produce lesiones de color blanco-crema levemente inflamadas en la boca o lengua. 

Se trata de placas en forma de bultos o placas ligeramente 'elevadas' con aspecto similar al requesón (pero diferentes de las llagas o ampollas) que causan enrojecimiento, ardor o inflamación, y pueden ser dolorosas y sangrar levemente si se rascan. Incluso pueden ser lo suficientemente grave como para provocar dificultad para comer o tragar.

Por lo general, estas lesiones aparecen en la lengua o en las mejillas internas. En ocasiones, la infección se propaga al paladar, las encías, las amígdalas o hacia la parte posterior de la garganta.

Al principio, probablemente no percibas ningún síntoma de candidosis oral. Según la causa subyacente (además de por diabetes, puede deberse a enfermedades como cáncer o VIH / SIDA), es posible que los signos y síntomas aparezcan de repente y que persistan por un largo período.

Según la Clínica Mayo, estos son los síntomas que pueden ayudarte a detectar los hongos en la boca:

  • Irritación.

  • Ardores.

  • Excitabilidad del dolor en la masticación.

  • Mucosas blanquecinas en la lengua.

  • Alteración del sabor.

  • Inflamación de las encías.

  • Fisuras en las comisuras de la boca.

  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

La candidiasis es una afección que también puede causar agrietamiento y enrojecimiento en los labios, sensación algodonosa en la boca y hasta pérdida del gusto.

De no tratarse, en los casos graves, las lesiones podrían extenderse hacia el esófago, que es el tubo muscular largo que se extiende desde la parte posterior de la boca hasta el estómago (esofagitis por cándida). Si esto ocurre, podrías presentar dificultad para tragar o tener la sensación de que los alimentos se quedan atorados en la garganta.

Si detectas estas lesiones o cualquiera de los síntomas que te hemos contado es importante consultar con el médico u odontólogo ya que la candidiasis oral y otras infecciones por cándida pueden presentarse cuando el sistema inmunitario está debilitado a causa de la diabetes o de otras enfermedades, y también cuando los antibióticos alteran el equilibrio natural de los microorganismos del cuerpo.

De hecho, si padeces diabetes sin tratar o si la enfermedad no está controlada de manera adecuada, tu saliva podría contener grandes cantidades de azúcar, lo que promueve la proliferación de la cándida. Esto se debe a que la diabetes no controlada debilita los glóbulos blancos, que son la principal defensa del cuerpo contra las infecciones bacterianas que pueden ocurrir en la boca.

Para aliviar sus síntomas y conseguir reforzar el sistema inmunológico para que pueda combatir la infección, es posible recurrir a algunos tratamientos naturales efectivos como el yogur natural, un alimento probiótico que contiene grandes cantidades de bacterias saludables que son excelentes para evitar la proliferación y el crecimiento de los hongos en la cavidad bucal.

Hay otros remedios como aplicar gel de aloe vera para aliviar las molestias y hacer que poco a poco las placas bacterianas vayan desapareciendo. También ayuda hacer enjuages con bicarbonato de sodio, aceite del árbol del té o con un preparado de vinagre de manzana.

Recuerda que cualquiera puede contraer muguet o candidiasis oral, pero es más común en personas con problemas de salud, como diabetes o anemia. Los factores de riesgo son, entre otros: tener el sistema inmunitario comprometido, usar prótesis dentales, tomar antibióticos o corticosteroides inhalados u orales, recibir quimioterapia o radioterapia como tratamiento del cáncer, tener patologías que causan sequedad bucal (xerostomía) y fumar. Es importante acudir al dentista con regularidad ya que suelen ser quienes primero detecten estos señales y quienes te deriven al especialista.

Más historias que te pueden interesar:

Llevas tratando mal los labios agrietados toda la vida

Llagas en la boca: qué indican y cómo curarlas

El próximo fármaco para tratar la diabetes que supera a todos los que conocemos hasta el momento

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente