El PKK se desvincula del atentado en Estambul tras las acusaciones del Gobierno de Turquía

Un grupo de personas huyendo de la calle donde tuvo lugar el atentado en Estambul.
Un grupo de personas huyendo de la calle donde tuvo lugar el atentado en Estambul.

Un grupo de personas huyendo de la calle donde tuvo lugar el atentado en Estambul.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se ha desvinculado este lunes del atentado con bomba perpetrado el domingo en la ciudad turca de Estambul, que dejó al menos seis muertos y decenas de heridos, tras las acusaciones vertidas por el Gobierno turco contra el grupo, considerado por Ankara como una organización terrorista.

“Lo primero de todo, ofrecemos nuestras condolencias a los familiares de las víctimas y deseamos una pronta recuperación a los heridos. No tenemos nada que ver con este incidente y es bien conocido por el público que no atacamos directamente a civiles ni aprobamos acciones dirigidas contra civiles”, ha dicho el Mando del Cuartel General del Centro de Defensa Popular (HSM) a través de un comunicado.

Así, ha defendido que el PKK “es un movimiento que mantiene una lucha honrada y legítima por la libertad” y ha resaltado que el grupo “actúa a partir de una perspectiva que busca crear un futuro común, democrático, libre e igualitario en la sociedad de Turquía”. “Desde este punto de partida, que ataquemos a la población civil de cualquier forma está totalmente descartado”, ha argüido.

El PKK apuntan a un “plan oscuro”

El PKK ha apuntado además a la “amarga realidad” de que “el régimen” turco “está teniendo dificultades ante esta lucha legítima”, especialmente “tras desvelar el uso de armas químicas e imágenes que demuestran que incendiaron los cadáveres de sus propios soldados”. Por ello, ha denunciado “un intento de desarrollar un plan oscuro para distorsionar la situación”, según ha recogido el portal kurdo de noticias ANF.

“El hecho de que las autoridades turcas apunten a Kobani como objetivo en relación con el incidente revela parte de su plan”, ha dicho el PKK, que ha resaltado que “el hecho de que el responsable sea kurdo o sirio no cambia las consecuencias”. “Es importante que los círculos democráticos y la opinión pública turca vea este periodo oscuro y luche para exponer el incidente”, ha zanjado.

El comunicado ha sido publicado horas después de que el ministro del Interior, Suleyman Soylu, confirmara la detención de la mujer sospechosa de haber colocado la bomba en la concurrida avenida Istiklal de Estambul y apuntara al PKK como responsable. Asimismo, dijo que “la orden del atentado terrorista mortal llegó desde Ain al Arab, en el norte de Siria, donde las Unidades de Protección Popular (YPG) tienen su sede”, en referencia a una destacada milicia kurdo-siria que mantiene lazos con el PKK.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR