Pitos y abucheos contra dirigentes de ERC durante la ofrenda al monumento de Rafael Casanova

·2 min de lectura
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (c), en la ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova. (Photo: Alejandro GarciaEFE)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (c), en la ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova. (Photo: Alejandro GarciaEFE)

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (c), en la ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova. (Photo: Alejandro GarciaEFE)

Algunos dirigentes de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), entre los que se encontraba el expresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, han sido recibidos con pitos y abucheos a su llegada al monumento a Rafael Casanova.

Los dirigentes de ERC, encabezados por su presidente, Oriol Junqueras, y la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, han llegado a la ofrenda gritando “Independencia”, mientras recibían una pitada de la gente concentrada cerca del monumento.

Vilalta (ERC) pide al independentismo no confundirse de “adversario”

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha pedido este domingo al independentismo dejar los reproches y no confundirse de adversario: “El adversario lo tenemos delante, es el Estado español”.

Lo ha dicho en declaraciones a los medios tras participar en la tradicional ofrenda al monumento de Rafael Casanova por la Diada junto a una delegación de ERC encabezada por el líder del partido, Oriol Junqueras, y que ha sido recibida con más silbidos que el resto de formaciones independentistas.

Vilalta ha asegurado que la transversalidad y la pluralidad son “una de las grandes fortalezas” del independentismo y ha apostado por construir consensos y no renunciar a ningún espacio para defenderlos.

Tensión en el Fossar de les Moreres

El Fossar de les Moreres, emplazamiento emblemático para el independentismo en la celebración de la Diada, también ha vivido esta pasada madrugada momentos de tensión, abucheos a representantes de algunos partidos y gritos de “botiflers” (traidores) a dirigentes de ERC.

Al filo de la medianoche, cuando centenares de personas se concentraban en el Fossar de les Moreres para recordar la resistencia frente a las tropas borbónicas que tomaron la ciudad de Barcelona el 11 de septiembre de 1714, en la Guerra de Sucesión, la secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, llegó al lugar para participar en la habitual ronda de discursos políticos.

La comitiva de ERC, en la que se encontraba la exconsellera Meritxell Serret, fue recibida con pitos, insultos y gritos de “botiflers” y de “independencia”, que continuaron durante los discursos de los dirigentes republicanos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR