Pitita Ridruejo: la aristócrata (sin título) que hoy podría haber sido suegra de Ernesto de Hannover

·9 min de lectura

El otoño es época de cambios y de nuevas amistades y la última que se ha dado a conocer es la formada por Ernesto de Hannover y Claudia Stilianopoulos que, según publica esta semana en exclusiva la revista ¡Hola!, pasan mucho tiempo juntos en Madrid. La hija de Pitita Ridruejo y el último esposo de Carolina de Mónaco se habrían conocido, según la publicación, en Ibiza este verano y ahora estarían pasando más tiempo juntos en la capital, donde vive el hijo de él con su mujer, Sassa de Osma, y sus hijos mellizos. Esta (por ahora) amistad nos ha hecho recordar a una de las mujeres más icónicas de la jet set en los años 90, la madre de Claudia, Pitita Ridruejo. ¿Quién fue la aristócrata -sin título nobiliario- fallecida en 2019 y que fue la única española en mantener una estrecha relación con el clan Kennedy?

MADRID, SPAIN - MARCH 14:  Esperanza Ridruejo aka Pitita attends the
MADRID, SPAIN - MARCH 14: Esperanza Ridruejo aka Pitita attends the "XI Teatro Kapital Awards" at Teatro Kapital on March 14, 2013 in Madrid, Spain. (Photo by Juan Naharro Gimenez/WireImage)

Aunque todos la conocían por Pitita, su verdadero nombre era Esperanza Ridruejo Brieva. Figura clave en la alta sociedad española, Pitita nació en Soria en 1930, pocos años antes de que se iniciara la Guerra Civil, en el seno de una familia acomodada, ya que su padre, Epifanio, era banquero (el abuelo de Pitita había fundado Banca Ridruejo) y llegó a ser administrador delegado de Banesto y vicepresidente de Campsa y Telefónica, entre otros cargos. Poco tiempo después, la familia se mudó a Madrid y estudió entre Londres y Ginebra, dos de los lugares más exclusivos de Europa. Desde que era una niña, Pitita se movió en ambientes de lo más exclusivos gracias a las relaciones profesionales de su padre y de su tío, el poeta falangista Dionisio Ridruejo, y ya entonces conoció a personalidades como la reina Fabiola de Bélgica o el psiquiatra Antonio Vallejo-Nágera, con el que colaboró en la Cruz Roja. 

Cuentan que de jovencita coleccionaba autógrafos de personajes conocidos y que llegó a pedirle uno al dictador Francisco Franco en la boda de su hija Carmen; que le apasionaba la pintura y hasta llegó a trabajar como periodista haciendo entrevistas (entre otras a Andy Warhol para la revista Tiempo) en ABC y apareció en en dos películas para la televisión alemana (incluso Fellini se quedó prendado de ella y le ofreció un papel en una de sus películas, pero lo rechazó para seguir al lado de su marido como mujer del embajador).

El amor de su vida

Con 27 años, Pitita se casó al poco tiempo de conocerle en un aeropuerto con el diplomático filipino Mike Stilianopoulos (y miembro de una familia adinerada de Filipinas con varias plantaciones) el 24 de junio de 1957 y sus padrinos de boda fueron los condes de Barcelona, padres de don Juan Carlos, según contó hace un tiempo Vanity Fair. Estando de luna de miel en Barcelona, Salvador Dalí quiso pintarla, pero ella rechazó la oferta ya que debía viajar con su esposo a Filipinas. Tras una etapa en Madrid y otra en Roma, su vida cambió al ser su marido nombrado embajador de Filipinas. Viajaron por el mundo y ella se convirtió en toda una socialité de la época contando entre sus amigos con Cayetana Fitz- James Stuart, duquesa de Alba; Rudolf Nureyev, el bailarín más importante del siglo XX, o Isabel Preysler, que sintió todo el apoyo de Pitita cuando llegó a España de Filipinas siendo aún muy joven. 

MADRID, SPAIN - NOVEMBER 22: (L-R) Pitita Ridruejo, Cuqui Fierro and Infanta Pilar de Borbon, King Juan Carlos' sister attend 'Rastrillo Nuevo Futuro' at La Pipa in Casa de Campo on November 22, 2010 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - NOVEMBER 22: (L-R) Pitita Ridruejo, Cuqui Fierro and Infanta Pilar de Borbon, King Juan Carlos' sister attend 'Rastrillo Nuevo Futuro' at La Pipa in Casa de Campo on November 22, 2010 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press via Getty Images)

La discreción de sus hijos

Con Stilianopoulos tuvo tres hijos: Ana que nació en 1964; Carlos, en 1966, y Claudia en 1973. Los tres hijos de Pitita y Mike han vivido alejados de la prensa. Carlos se casó con Gracia Abascal Valdenebro, una sobrina de Naty Abascal, y su boda en Sevilla fue un gran acontecimiento social. Ana contrajo matrimonio con Rafael Calleja, un aficionado al polo y a los caballos, y que fue concejal del Ayuntamiento de Marbella. La menor de los tres, y que hoy copa la portada de ¡Hola! por su amistad con el ex marido de Carolina de Mónaco, es pintora y estuvo casada con el escultor Juan Garaizábal, que posteriormente se casó con la influencer María León.

MADRID, SPAIN - MAY 03:  Pitita Ridruejo and Mike Stilianopoulos attend the wedding of Pepito Marquez y Gonzalez de Gregorio, Duchess of Fernandina's son, and Edina Zichy, Earl of Zichy's daughter, on May 3, 2010 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - MAY 03: Pitita Ridruejo and Mike Stilianopoulos attend the wedding of Pepito Marquez y Gonzalez de Gregorio, Duchess of Fernandina's son, and Edina Zichy, Earl of Zichy's daughter, on May 3, 2010 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

Tomó el té (varias veces) con Isabel II

Durante sus años en Londres, donde su esposo fue embajador de Filipinas para Reino Unido e Irlanda, pudo conocer a la mismísima reina Isabel II. Pero esa tarde no fue la única en la que Pitita coincidió con la monarca británica, ya que antes ya se habían encontrado tomando el té en la casa de los majarajás de Jaipur. Cuando en 1977 volvía a ver a Isabel II durante la entrega de credenciales a su marido, la reina la miró a los ojos y le comentó: "Me alegra que nos volvamos a ver", dando muestra de que no se había olvidado de la española, que con absoluta naturalidad se desenvolvía en los ambientes más glamurosos de la capital británica como el de los salones de Buckingham Palace. 

Junto a su marido, con el que vivía en una maravillosa casa victoriana frente a Kensington, estuvo invitada a los bailes en palacio (donde entabló una relación estrecha con la princesa Margarita con la que llegó a veranear en la isla de Mustique y en su casa de Marbella, todo un bombazo informativo en la época) o grandes eventos como la boda del príncipe Carlos con Lady Di. Cuando en el 82 terminó el trabajo de su marido como embajador, la reina Isabel les invitó a un fin de semana en Windsor para despedirlos como se merecían y Pitita le llevó a la monarca una caja de bombones Black Forrest, sus favoritos. 

Sus fiestas en Marbella eran míticas y allí compartía saraos con Lola Flores o Gunilla Von Bismarck en la época dorada de la localidad andaluza. Pese a ser una mujer austera, en su armario nunca faltaron diseños de Givenchy, Balenciaga o Elio Berhanyer, muchos de los cuales forman parte ahora del Museo del Traje de Madrid. Siempre se implicó en ayudar a los demás y participó entre otros en el Rastrillo de Nuevo Futuro en numerosas ocasiones.

MADRID, SPAIN - OCTOBER 10:  Mike Stilianopoulos and wife Pitita Ridruejo attend the Vanity Fair 5th anniversary paty at the Santa Coloma Palace on October 10, 2013 in Madrid, Spain.  (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
MADRID, SPAIN - OCTOBER 10: Mike Stilianopoulos and wife Pitita Ridruejo attend the Vanity Fair 5th anniversary paty at the Santa Coloma Palace on October 10, 2013 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Musa de Umbral

A su regreso a España en 1983, tras largos años en el extranjero por el trabajo como diplomático de su marido, ya era una de los rostros más conocidos y queridos de la jet set de la época. Además de su intensa vida social y de ser siempre la anfitriona perfecta en su casa para organizar fiestas con miembros de la aristocracia o el mundo empresarial, Pitita fue también muy conocida por su intensa vida espiritual y mística, algo que la llevó a ser la 'musa' del escritor Francisco Umbral, que estaba deslumbrado por ese lado religioso que siempre la acompañó. Pitita en el país de las maravillas o Apocalipsis Pitita Now fueron algunos de los títulos de las columnas del escritor en las que habló de la que luego fue una de sus grandes amigas. Fue Umbral el que habló en sus columnas de algunas anécdotas de Ridruejo que fueron muy comentadas durante años, de la vez que levitó en una sala vip de Londres a cuando se encontró con un gurú en India para recuperarse de una depresión y que fue quien le devolvió la felicidad al aconsejarle que volviera a su fe cristiana. 

MADRID, SPAIN - JANUARY 27: (EXCLUSIVE COVERAGE) Pitita Ridruejo (L) attend Carlos Stilianopoulos and Estela (R) wedding on January 27, 2012 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - JANUARY 27: (EXCLUSIVE COVERAGE) Pitita Ridruejo (L) attend Carlos Stilianopoulos and Estela (R) wedding on January 27, 2012 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

Se le 'apareció' la Virgen muchas veces

Y fue entonces cuando el interés de Pitita por la figura de la Virgen María se hizo más y más intenso. Se metió de lleno a estudiar parapsicología, historia de las religiones y filosofías orientales. Fue en los años 80 cuando en España se empezó a hablar de las apariciones de la Virgen y de una mujer, Amparo Cuevas, una vidente no sin cierta polémica que decía ver a la Virgen en una finca situada en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial, que provocó la curiosidad de Pitita. Su fe la llevó a tener también ella su particular aparición un 2 de junio al observar, como ella misma contaría en varios libros (entre otros el titulado La Virgen María y sus apariciones) y entrevistas, una danza del sol en la que reconoció a la Virgen

No sería la única ocasión en la que la socialité vería a la madre de Dios y esto le valió además para dar conferencias tanto en España como fuera de nuestras fronteras hablando de sus vivencias y su manera de sentir la fe. No todos tomaron en serio lo que Pitita revelaba en aquellos años (una vez llegó a decir que en Roma había convivido con un fantasma) e incluso, durante la boda de la hija de Pat Kennedy, hermana del asesinado John F. Kennedy y gran amiga de Pitita, tuvo que soportar cómo algunos invitados se reían de lo que ella relataba sobre las apariciones marianas. Pitita Ridruejo fue una de las mujeres más queridas también en la televisión de los años 90, donde relataba con naturalidad las apariciones de la Virgen. 

MADRID, SPAIN - NOVEMBER 17:  Pitita Ridruejo (R) attend the funeral for her husband Mike Stilianopoulos at Joaquin Costa church on November 17, 2016 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - NOVEMBER 17: Pitita Ridruejo (R) attend the funeral for her husband Mike Stilianopoulos at Joaquin Costa church on November 17, 2016 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

El duro golpe de la muerte de su marido

Los últimos años de Pitita Ridruejo los vivió en la más absoluta intimidad y dejando a un lado esas salidas sociales que tanto le habían gustado de joven. Fue la muerte de su marido, en 2016, la que le llevó a estar casi recluida en su palacete del barrio de los Austrias de Madrid, que habían comprado en los años 70. "Para mí lo era absolutamente todo, mi media mitad, mi todo, el hombre más importante de mi vida", dijo al morir su esposo, al que despidió con mantilla y de riguroso luto. El 6 de mayo de 2019 falleció a los 88 años en su casa y fue enterrada en el panteón familiar del Espino, en Soria, junto a su gran compañero de vida, su marido y padre de sus tres hijos.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente