La crisis del gas ruso enfriará las piscinas de Berlín este verano

·2 min de lectura

No se trata de una medida de ahorro como tal, sino de una decisión de significado político, un gesto en el esfuerzo de romper con la dependencia energética de Rusia tras la invasión a Ucrania. Así lo han señalado las autoridades responsables de las piscinas al aire libre de Berlín que se calientan con gas y que este verano tendrán una temperatura inferior a la que acostumbran los bañistas, según publica The Guardian.

Berlín cuenta con más de una decena de estas piscinas al aire libre que calientan sus aguas. (Foto: REUTERS/Fabrizio Bensch)
Berlín cuenta con más de una decena de estas piscinas al aire libre que calientan sus aguas. (Foto: REUTERS/Fabrizio Bensch)

“Tomamos esta decisión porque queríamos contribuir a la reducción de las importaciones de gas”, ha declarado un portavoz de Berliner Bäder-Betriebe, el mayor operador de piscinas comunitarias de Europa. También aclaraba que esta bajada significativa de las temperatura no era tanto una forma de reducir el coste por el aumento del precio del combustible como una “declaración política” en coordinación con el Senado.

La reducción de la temperatura de los lidos o Sommerbäder, cuyas aguas se calienten con gas, será de dos grados y, en cierta manera, es una muesca más en los planes alemanes para reducir su dependencia del combustible y la energía rusos. En total, en Berlín hay 16 de estas piscinas al aire libre y sus aguas se calientan en función de lo que marca el termómetro fuera de ellas.

Según publica el citado medio británico, el verano pasado la media de la temperatura del agua fue de entre 22 y 24 grados. La decisión de bajarla un par de grados no afectará a los lidos ubicados en los distritos de Gropiusstadt, Mariendorf y Pankow ya que estos se calientan con energía solar y no gas.

Las intenciones del Gobierno alemán, según ha explicado el ministro de Asuntos Económicos y Acción Climática, Robert Habeck, es dejar de depender del carbón ruso para otoño y reducir la dependencia del petróleo ruso lo ante posible. Para esto último están negociando con Polonia la llegada de suministros.

El problema actual al que se enfrenta Alemania con el gas es que en 2021 el 55% del requerido procedió de Rusia. De ahí que poder cortar los lazos energéticos con Vladimir Putin vaya a costar más tiempo del deseado.

EN VÍDEO | Alemania | Scholz presionado para enviar armamento pesado a Ucrania

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente