La pionera y premiada iniciativa de Bilbao en su lucha contra el cambio climático

·2 min de lectura

Bilbao decidió pisar el freno hace un año. Había que circular por todas las vías urbanas a un máximo de 30 km/h. Una medida pionera en ciudades de más de 300 000 habitantes que empieza a arrojar datos de mejora en contaminación ambiental, acústica y siniestralidad. Hoy, la gravedad de los accidentes es menor.

La capital vizcaína y su área metropolitana han experimentado una profunda transformación en los últimos 30 años. La ciudad ha sustituido el gris del hollín por el del titanio.

Además de peatonalizar todo el 'Casco Viejo' y numerosas calles del centro, repletas de comercios, las autoridades locales han apostado por la creación de un transporte público cada vez más sostenible, que incluye tranvía, metro y autobuses urbanos híbridos o eléctricos. A ello, habría que añadir la amplia red de 'bidegorris' (carriles bici), complementados con el alquiler de bicicletas para moverse por la villa.

Hace un año, Bilbao se convirtió en la primera ciudad de más de 300 000 habitantes en bajar el límite de velocidad de 50 a 30 km/h en la totalidad de sus calles.

“Tenemos mejor calidad del aire, por lo tanto menos polución, menos humos, menos impacto acústico. Hemos bajado de 2 a 3 decibelios la ciudad. Y menos siniestros”, declara Alfonso Gil, teniente de alcalde y concejal de Movilidad y Sostenibilidad de Bilbao.

Una medida, acompañada de campañas de comunicación y concienciación ciudadana, que ha merecido el Premio a la Seguridad en Vías Urbanas otorgado por la Comisión Europea con motivo de la Semana Europea de la Movilidad.

“Ha habido que cambiar a todo el mundo, a través de la pedagogía, su forma de transitar por la ciudad”, añade Alfonso Gil.

La medida afecta a toda la población pero repercute especialmente en colectivos como el taxi.

“Nos ralentiza mucho el trabajo y hace que tengamos que meter muchas más horas de trabajo”, señala un taxista que responde al nombre de Eduardo.

“Los más críticos protestan por tener que circular en vías como esta, con doble carril y sin viviendas alrededor, a 30 km/h. De momento, no se prevén cambios”, afirma el periodista de Euronews, Ricardo Elorza.

Ya hay instalados varios radares por la ciudad para multar a los que circulan demasiado rápido, y se van a instalar veintinueve más. Las autoridades bilbaínas apuestan por la pedagogía.

“Que nosotros mismos seamos conscientes cuando se pasa por ellos de que estamos cumpliendo o no. Y es cierto que cuando vemos un radar, aunque sea pedagógico, generalmente todo el mundo frena”, sostiene Amaia Arregi, teniente de alcalde y concejala de Seguridad de Bilbao.

La capital vizcaína fue una de las ciudades premiadas por la Comisión Europea. Grenoble, Lilienthal, y Mönchengladbach completaron la lista.

Este reportaje forma parte de la Semana de la Movilidad de Euronews. Del 13 al 17 de septiembre de 2021 exploramos las tendencias que marcan el futuro del transporte y la movilidad personal. Vea más reportajes aquí.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente