Pilar Alegría: "Feijóo debería arrimar el hombro y dejar de quejarse continuamente"

·19 min de lectura

España vuelve al cole y se avecina un otoño inquietante. La pospandemia parece alargarse sin remedio en el tiempo, la guerra en Ucrania no cesa, cada día cuesta más llenar la nevera, el precio de la gasolina sigue siendo como para echarse a temblar y muchas familias, después de exprimir el verano al máximo para compensar dos años de restricciones y miedos, hacen ahora cuentas para poder comprar los libros escolares y asumir el coste del comedor en el colegio.

Pilar Alegría habla para El Huffpost como ministra de Educación, pero entra también a valorar otros asuntos porque es, a su vez, portavoz del PSOE, una de las caras visibles de un Gobierno que, dice la ministra, está poniendo sobre la mesa “todas las medidas necesarias” para revertir esta angustiosa situación. Habla desde su despacho en el Ministerio en un tono calmado, afable, pero saca su lado más contundente al afirmar que le gustaría que el principal partido de la oposición, el Partido Popular de Núñez Feijóo, “arrimara el hombro buscando el beneficio de la gente”.

Todos los datos y análisis apuntan a que vamos a sufrir un otoño-invierno tremendamente complicado. De todos los factores que pueden contribuir a ello, ¿cuál es el que más le preocupa?

El entorno es complicado, no solo para España sino para todo el continente europeo. No olvidemos que se está librando una batalla, una guerra en el corazón de Europa, y por tanto eso está teniendo unas consecuencias económicas y sociales que se están viendo principalmente reflejadas en el incremento de los precios, de las materias primas y también por supuesto en los precios de la energía, que se está reflejando en la inflación. Con lo cual casi me atrevería a decir que esa inflación tan elevada es el principal problema que tenemos aunque este martes se ha conocido que ya se ha reducido esas 4 décimas -pasando del 10,8% al 10,4%-  y desde luego hay que seguir poniendo sobre la mesa todas esas medidas que hagan más efectivas si cabe una bajada, aunque sea un poco leve como la que hemos conocido hasta ahora, de esa inflación que la está sufriendo España pero también el resto de los países del entorno europeo.

¿Y ese dato de la inflación es coyuntural o es el inicio de una tendencia a la baja?

La verdad es que todos los informes tanto de organismos propios nacionales como internacionales parece que nos están indicando que va a haber una desaceleración de esos precios y que por tanto vamos a ir consiguiendo reducir esa inflación. Lógicamente hay que mirar también los datos con prudencia pero es lo que nos están indicando los organismos nacionales e internacionales y, oye, bienvenida sea también esa noticia que hemos podido conocer.

¿Considera, como Macron, que estamos viviendo el “fin de la abundancia″?

Lógicamente, como le decía hay una guerra en las puertas de Europa que está provocando una situación de incertidumbre no solamente a España; también en todos los países del entorno europeo o en el continente americano.

Pero creo que por otro lado también tenemos que abrir la mirada y darnos cuenta de que nuestro país está teniendo datos que nos llevan a una reflexión: la de que nuestra economía tiene unos cimientos sólidos. 

Sabemos que el otoño va a ser un otoño complicado, pero también creo que es importante que veamos que los datos de nuestra economía están aguantando con fortaleza

Conocimos también estos días que el crecimiento que ha tenido España en el último semestre ha cuadriplicado el del conjunto de la OCDE. España en el último semestre ha crecido un 1,1%, por ejemplo en el caso de Francia ese crecimiento ha sido del 0,5%, en el de Japón, del 0,1% y nosotros como digo un 1,1% o por fin desde el año 2008 tenemos más de 20,5 millones de personas ocupadas en nuestro país. Hay incertidumbre, sabemos que el otoño va a ser un otoño complicado, pero por otro lado ambién creo que es importante que veamos que los datos de nuestra economía están aguantando con fortaleza.

Y a nivel europeo, ante un riesgo real de corte de suministro de gas por parte de Rusia, las vueltas al MidCat por parte de Francia... ¿Qué mensaje  está lanzando la Unión Europea?

Es verdad que a pesar de que los precios están siendo muy elevados, desde el punto de vista del mercado eléctrico y gasístico, España y Portugal hemos conseguido que sean un tercio menor que el del resto de países europeos. Tal es así que con ese tope ibérico -que por cierto, algunos lo han llegado a determinar como el timo ibérico, me estoy refiriendo claramente al Partido Popular- no deja de ser curioso que la propia Comisión Europea, la propia líder del Partido Popular Europeo, la señora Ursula von der Leyen, quiera trasladar esa fórmula al resto de los países europeos.

Hay que seguir tomando medidas de cirugía más concreta, por decirlo de alguna manera, y por supuesto también invitar a que la Comisión Europea adopte un posicionamiento de liderazgo que afortunadamente ya está adoptando. ¿Nos hubiera gustado que hubiera sido hace un año cuando el presidente del Gobierno adoptó por las medidas del tope Ibérico, para  desacoplar el precio de la energía de gas...? Bueno, pues desgraciadamente no se adoptaron hace un año, pero hoy por fin la UE, la Comisión Europea ha entendido que esas son las fórmulas, los mecanismos con los que hay que intervenir.

Pilar Alegría, en el Ministerio de Educación (Photo: SERGI GONZÁLEZ)
Pilar Alegría, en el Ministerio de Educación (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Pilar Alegría, en el Ministerio de Educación (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

En Bélgica, los sindicatos han convocado una huelga general para exigir que los salarios crezcan como lo hacen los precios [está convocada para el próximo 19 de noviembre], ¿les preocupa que aquí pase lo mismo?

Sobre la cuestión de los agentes sociales, tanto de los sindicatos como de las organizaciones empresariales, creo que lo primero que hay que evidenciar es que en estos dos años y medio de situación extraordinaria que ha vivido nuestro país, no me refiero solo en la situación actual, sino especialmente durante la pandemia, los agentes sociales han dado un claro ejemplo de responsabilidad. Gracias también a su apoyo, a su colaboración, tenemos una nueva reforma laboral o hemos aprobado los nuevos mecanismos de los ERTE y espero que esa responsabilidad, esa altura de miras que han tenido durante este tiempo, sea la misma línea para que en ese pacto de rentas, sindicatos y organizaciones empresariales lleguen a un acuerdo porque es bueno y positivo que se sigan firmando esos acuerdos de negociación colectiva para nuestras empresas, pero también para los trabajadores y trabajadoras de este país.

¿Por qué el lema de ‘El Gobierno de la gente’? ¿Le cuesta al Gobierno que los ciudadanos perciban su trabajo?

Hay que seguir lógicamente haciendo pedagogía y explicando a la ciudadanía qué medidas estamos adoptando principalmente para mejorar su calidad de vida. Pero le decía anteriormente que hemos estado mucho tiempo, por una cuestión obvia como es la propia pandemia sanitaria, sin poder salir de nuestros domicilios con ciertas restricciones y por motivos obvios no hemos podido salir a la calle como nos hubiera gustado.

Creo que ahora que estamos en un momento de dificultad e incertidumbre, más que nunca tenemos que volver de nuevo a esa calle que no hemos podido pisar y seguir explicándole a la ciudadanía todo lo que se hemos sacado adelante. Desde esa reforma laboral, desde esa ley de formación profesional o desde esa subida del salario mínimo de esos 750 euros a los más de 1000 euros que ahora están percibiendo, medidas que desde luego son muy importantes y que están permitiendo mejorar y transformar nuestro país.

¿Es Feijóo “el culpable de todos los males de España”? El sábado dijo en su mitin de apertura del curso político que el PSOE le culpa de eso

Si hay algo que los ciudadanos han podido comprobar también durante este tiempo, desde el primer día de mandato del gobierno de Sánchez, es la cantidad de palabras gruesas que se han vertido sobre el presidente del Gobierno. Creo que no nos daría tiempo en toda la entrevista si les tuviera que relatar la cantidad de insultos, como el más repetido y reiterado por el principal partido de la oposición llamándole “presidente y gobierno ilegítimo”. Pero, más allá de la cuestión de los insultos, que desde luego ahí no nos van a encontrar, creo que lo que debería estar haciendo el líder de la oposición, en vez de estar, si me permite la expresión, continuamente quejándose, es arrimar el hombro, que es lo que le corresponde. Lo digo porque un Gobierno tiene que gobernar, tiene que tener esa altura de estado, pero también el principal partido de la oposición. Y más cuando se viven momentos de dificultad y cuando los ciudadanos esperan respuestas.

Un Gobierno tiene que gobernar, tiene que tener esa altura de estado, pero también el principal partido de la oposición.

Hubiera sido deseable que en la mayor crisis sanitaria que ha vivido el mundo, el PP hubiera cerrado filas en algún momento con el Gobierno para trasladar certidumbre a la ciudadanía. Y nunca. Pero ni entonces, ni ahora. Creo que, de verdad, a lo que yo invitaría al principal partido de la oposición y a su líder es a sentarse, a ser por una vez propositivo, y a por, una vez, al menos arrimar el hombro buscando el beneficio de la gente.

Pero luego es él el que se queja de que son ustedes los que no se sientan a dialogar con ellos...

Bueno la prueba más clara la hemos tenido este martes. En ese inicio del curso político [del sábado] el señor Feijóo apelaba a tener un debate tranquilo y sosegado sobre la cuestión energética, sobre las cuestiones económicas, sobre la situación social también de nuestro país. Y este martes el presidente del Gobierno ha presentado una solicitud de comparecencia en el Senado y cuál es nuestra persona que dicen que ahora ya no, que ahora ya no les interesa el debate.

Me van a perdonar la broma, y sobre todo por favor, que no tiemblen las paredes de Génova, digo esto porque cada vez que hacemos alguna crítica al principal partido de la oposición o al líder Feijoo tiemblan las paredes de Génova. Lo único que le voy a decir es que a ver si por una casualidad es que no se han leído las cuatro líneas y media del texto de la solicitud de la comparecencia. Son casi cinco líneas, a lo mejor se han quedado por la mitad, porque esa solicitud habla para hablar del proyecto de ahorro energético pero también para hablar de las cuestiones económicas y sociales. Y me da a mí la sensación que es posible y no quiero ser mal pensada de que a lo mejor no han leído el texto íntegro.

Pese a todo, las encuestas cada vez encumbran más al PP, ¿cuáles son los planes del Gobierno y del PSOE para darle la vuelta a las encuestas?

Efectivamente, ese es nuestro objetivo: darle la vuelta. Conocemos las encuestas lógicamente. Somos un partido político y leemos todas las encuestas que se publican, igual que el resto de partidos políticos, y nuestro objetivo es lógicamente darle la vuelta.

Y también le voy a decir algo, el partido político que yo represento, el partido socialista, tiene muchos años de historia y cuando el partido está unido, está motivado y lo que es más importante, tiene hechos para sustentar un relato, puede salir a la calle, explicar a la ciudadanía y darle la vuelta a las encuestas.

Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)
Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

¿No creen que cruces de informaciones como las de los últimos días con la vicepresidenta segunda -Yolanda Díaz- al respecto de los sindicatos y echarse a la calle o el presupuesto en Defensa confunde y da la imagen de división en el seno del Gobierno? 

Ella evidentemente creo que ha concretado lo que quería decir con sus palabras y creo que tanto la vicepresidenta como cualquier miembro del Gobierno nos sentimos perfectamente reflejados cuando le digo que le estamos reconociendo desde el primer día esa responsabilidad que han tenido los agentes sociales no solamente con este Gobierno sino con el país también al que representan a través de esos importantes acuerdos -más de 12- que hemos logrado con ellos durante este tiempo. Evidentemente esa resolubilidad con la que han venido trabajando durante este tiempo seguro que es la responsabilidad de la echan mano para poder llegar a ese pacto de rentas. 

O sea que no hay división en el Gobierno.

No, no hay división: lo que hay son dos partidos políticos distintos. Es verdad que es la primera vez que en este país hay un Gobierno de coalición: nunca hasta ahora lo había habido. No lo había habido a nivel nacional, pero en la mayoría de las Comunidades Autónomas ya estamos acostumbrados a trabajar y gobernar con otros partidos políticos. Por ejemplo, yo vengo de una Comunidad en la que nunca ha habido una mayoría absoluta de un partido político, siempre ha habido gobiernos de coalición.

No, no hay división en el Gobierno: lo que hay son dos partidos políticos distintos

Y cuando tienes que hacer gobiernos de coalición el diálogo tiene que ser absolutamente predominante para poder llegar a acuerdos también con el otro socio de Gobierno y le diré que a veces se ha puesto demasiado énfasis en la salud del gobierno o si había discusiones y siempre digo: más allá de este tipo de cuestiones, de preguntas, de planteamientos, hay que fijarse en los hechos. Y los hechos es que durante todo este tiempo hemos podido aprobar presupuestos siempre expansivos y hemos podido aprobar leyes absolutamente necesarias e importantes en este país. Y me remito, de nuevo, por ejemplo, a la reforma laboral. Creo que esos hechos muestran que la salud de los socios de Gobierno es una salud buena.

¿Qué sienten cuando les acusan de negociar con ETA?

Lo primero que hay que hacer es ser consciente del importante número de partidos políticos que están sentados en el Congreso de los Diputados, que son, por cierto, los partidos políticos que los ciudadanos han votado y elegido. Nosotros somos perfectamente conscientes de cuál es la representatividad del partido socialista y también de sus socios de gobierno, de Unidas Podemos, y somos conscientes de esos 153 diputados que tenemos en estos momentos y que para aprobar leyes tenemos que debatir, dialogar, con todas las formaciones que quieren debatir.

Siempre hemos llegado a acuerdos con todas aquellas fuerzas políticas que han querido dialogar, a excepción del partido popular, que como digo su propuesta más recurrente siempre ha sido que no a todo y nunca se ha sentido llamado por ese diálogo.

Entrevista con Pilar Alegría (Photo: SERGI GONZÁLEZ)
Entrevista con Pilar Alegría (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Entrevista con Pilar Alegría (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Vox tampoco.

Evidentemente que no. Además, una de las conclusiones que se podía también extraer de una de las entrevistas que dio el principal líder de la oposición este verano, en un periódico de tirada nacional, es que a todo dice que ‘no’ a excepción de decir una sola mala palabra del partido político de la ultraderecha de Vox. Y le diré una cosa más: por sus hechos les conocerás. Hasta aquí, lo que se ha demostrado es que nosotros, el PSOE, para aprobar distintas medidas hemos llegado a acuerdos con distintos partidos políticos. El Partido Popular, hoy por hoy, su capacidad para negociar solamente ha llegado con Vox.

¿Deberían ser indultados el señor Griñán y el señor Chaves?

Lo primero que deberíamos conocer es la propia sentencia. Creo que es fundamental conocer esa sentencia que, por cierto, es una sentencia dividida. Creo recordar que hay tres y dos votos y en este momento no conocemos ni la sentencia ni los votos particulares. A partir de ahí, como cualquier otra persona, las familias, ya sea el señor Griñán o el señor Chaves, tienen reconocido ese derecho a solicitar el indulto.

¿Qué es necesario para que en este país, por fin, se llegue a un pacto de estado en educación y no cambien las leyes cada dos por tres?

Es necesario que todo el mundo entienda que se quiere llegar a un acuerdo. Todos somos adultos, mayores, y digo esto porque cuando hay interés verdadero y ganas, se puede. De hecho, en este país hubo un momento en el que estuvimos a punto de firmar un pacto por la educación. Fue con el ministro Gabilondo y en las últimas horas, pendientes de la última firma, que era del Partido Popular, la señora Cospedal decidió que no se firmaba ese pacto.

Para que en este país haya un pacto de estado en educación es necesario que todo el mundo entienda que se quiere llegar a un acuerdo.

En estos momentos, la situación política nos lleva a pensar que sería difícil un pacto de máximos por la educación, pero sí creo que hay que hacer esos pequeños intentos, esos pequeños pasos hacia esa dirección. El más claro y concreto es que hemos sido capaces de llegar a un acuerdo con la ley de Formación Profesional. También aquí el Partido Popular ha dicho que no, pero el resto de fuerzas políticas han apoyado la ley. Ahora mismo tenemos en debate un documento de 24 medidas para mejorar la profesión docente y espero también que seamos capaces de llegar a un acuerdo en uno de los temas más importantes para mejorar la calidad de nuestro sistema educativo.

¿Madrid es donde más trabas se encuentran en materia de educación?

Hacia afuera es verdad que suele manifestar su posición contraria a todo lo que este Gobierno plantea. Pero es verdad que luego, cuando llegan las órdenes y los decretos, los boletines autonómicos, lo curioso es que no contraviene las normativas básicas nacionales. Ciertamente, es verdad que están abonados a esa crítica mediática cada vez que el Gobierno de España legisla cualquier tema en materia educativa, pero cuando les corresponde a ellos la responsabilidad de hacer su parte, y ahí quiero recordar que son las comunidades autónomas las que tienen la competencia en materia educativa, la verdad es que no se observa diferencia con lo que nosotros planteamos.

Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)
Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Volviendo al inicio de la entrevista, y vinculado con educación, estamos a escasos días de la vuelta al cole. ¿Qué medidas tomará el Gobierno para mitigar el impacto de la inflación en los bolsillos de los padres cuando toque pagar los comedores, libros de texto…?

En estos dos últimos años, estamos con unos presupuestos históricos en el Ministerio de Educación, el último superaba por primera vez los 6.000 millones de euros. Recuerdo, porque es verdad, que es tanta la información que recibimos la ciudadanía que no nos acordamos de que la competencia en materia educativa la tienen las comunidades autónomas. Todo lo que el Ministerio de Educación realiza en materia educativa lo tiene que hacer en coordinación y en diálogo con las comunidades autónomas. Y hago esta entradilla, si me permite, porque todos los programas y todas las transferencias que el Gobierno está realizando se hacen para ayudar, precisamente, a las familias para poder afrontar el curso en las mejores condiciones.

Me preguntaba usted por los libros de texto; el año pasado, el Gobierno transfería a las comunidades autónomas 48 millones de euros para las familias pudieran afrontar ese gasto con menos dificultades. Pues bien, hemos pasado de 48 a 60 millones, un 20% más. Y hay distintos programas que las comunidades autónomas trasladan en sus territorios en colaboración con las familias. Son posibles gracias a los fondos que traslada el Ministerio de Educación, como el plan del Programa PROA+. Son actividades de apoyo y refuerzo que se dan en todos los colegios gracias a esas transferencias que traslada Educación.

Por fin se habla de salud mental. En el caso de los alumnos, también hay numerosos casos de ansiedad, pensamientos suicidas… ¿Cuáles son los planes del Ministerio?

En la pandemia, nos fijamos especialmente en la gente mayor porque fueron las personas que más sufrieron durante los meses más duros. Pero todo el mundo se acuerda de los meses que tuvimos que mandar a nuestros niños y a nuestros jóvenes a casa, con esa forma de estudio online, híbrida… Les sacamos de su ámbito natural, alejados de sus amigos, sin poder compartir sus vivencias… Todo ello está provocando una serie de consecuencias y de hecho, en cuanto observamos esta situación, tomamos la medida de retomar la presencialidad.

España fue de los primeros países, desde el punto de vista europeo, que adoptó esa medida y además la pudimos llevar a efecto los dos cursos académicos. Pero es verdad que hemos observado esas secuelas, esas consecuencias negativas. Desde este primer curso académico, y en colaboración con el Ministerio de Sanidad, aprobamos un programa de salud mental de los que 50 millones eran destinados al entorno educativo para fortalecer la prevención y mejorar la formación del profesorado para dar una respuesta cuando nos enfrentemos a esas situaciones. Y cuando tengamos esos nuevos Presupuestos Generales del Estado queremos seguir aumentando esa partida.

Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)
Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Pilar Alegría, durante la entrevista con 'El HuffPost' (Photo: SERGI GONZÁLEZ)

Mencionaba la pandemia y, en esta vuelta al cole de la que hablábamos, ¿cuáles son los planes? ¿Cómo se afronta con vistas a las medidas que tienen que llevar a cabo los alumnos dentro de los centros? ¿Volveremos a vivir con caos?

El plan fundamental es la vuelta a la normalidad, por fin. Esa es una buena noticia que esperábamos todos. Afortunadamente estamos conociendo los datos de estas últimas fechas y nos lleva todo a pensar, por el propio porcentaje de vacunación, por la propia situación epidemiológica… es que la situación de normalidad la tenemos ya en nuestras calles, en nuestras empresas, en nuestros puestos de trabajo… Esa también va a ser la normalidad que las familias y los estudiantes van a encontrar este próximo día 7 u 8, cuando inauguremos el curso escolar y los chicos y chicas vuelvan a sus aulas.

Hemos pasado dos años difíciles, dos años complicados. Es verdad que a pesar de esas dificultades, la comunidad educativa, ya sea padres, madres, niños o profesores, nos ha dado una lección a todo el mundo. Pese a esa incertidumbre, ver que fuimos capaces, incluso sin tener vacuna, de continuar y que nuestros centros educativos fueran como un espacio de seguridad para nuestros hijos creo que fue una prueba magnífica. No debemos cansarnos de agradecerles a los profesores y profesoras que lo hicieran posible. Por eso, después de dos cursos difíciles, me atrevería a decir que este lo afrontamos con unas cuotas de normalidad al máximo

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR