Se pierde en el monte y el motivo por el que no coge el teléfono a sus rescatadores genera debate en redes

·3 min de lectura
Un hombre mira el teléfono en la montaña. (Photo: AscentXmedia via Getty Images/iStockphoto)
Un hombre mira el teléfono en la montaña. (Photo: AscentXmedia via Getty Images/iStockphoto)

¿Quién no ha rechazado una llama simplemente porque no conocía el número que le estaba llamando? Podemos suponer que se trata de publicidad, de operadoras telefónicas o incluso alguna estafa, pero lo cierto es que a veces esas llamadas son realmente importantes. Este excursionista aprendió la lección después de una salida en Colorado, Estados Unidos.

En la madrugada del 18 de octubre, reportaron la desaparición de un excursionista en el monte Elbert, un pico situado en Colorado. El equipo de Lake Country Search and Rescue trató de ponerse en contacto con él, pero el hombre no respondía a sus llamadas.

Ante la imposibilidad de localizar al excursionista y teniendo en cuenta que llevaba varias horas desaparecido, emprendieron la búsqueda desde la noche del día 18 hasta la mañana del día 19. Aseguraron las zonas más transitadas por excursionistas desorientados y seguía sin haber rastro del hombre.

Finalmente, les comunicaron que el excursionista había regresado sano y salvo a su alojamiento a las 24 horas de haber comenzado su excursión por el monte. El hombre no se imaginaba que el SAR estaba buscándolo y mucho menos durante casi dos noches consecutivas.

El excursionista explicó que se había desorientado al anochecer y estuvo toda la noche buscando el camino hasta que dio con su coche a la mañana siguiente. Había ignorado todas las llamadas que realizaron sus rescatadores porque nunca cogía llamadas de números desconocidos.

“Si usted está atrasado según su itinerario, y comienza a recibir repetidas llamadas de un número desconocido, por favor, conteste el teléfono; Puede ser un equipo SAR tratando de confirmar si está a salvo”, explicaban en una publicación en redes sociales.

Este suceso a dado lugar a un debate en redes sociales sobre si la culpa es realmente del excursionista o el SAR tendría que haber empelado otros métodos. “De acuerdo, es justo, pero ya que estamos repartiendo consejos, ¿qué tal si eres un equipo SAR investigando a alguien que ni siquiera cree que necesita ser rescatado, tal vez intente enviar un mensaje de texto o dejar un mensaje de voz?”, comentaba un usuario.

“Ok, boomers, intentad enviarme mensajes de texto la próxima vez”, bromeaba otro. Son varios los que consideran que el equipo de rescate podría haber empleado otros métodos al ver que no respondía a las llamadas. Se debe tener en cuenta que, ante la desorientación, el excursionista puede estar perdido o incomunicado.

Lo que sí ha quedado claro, es que no siempre se trata de estafas o spam, muchas veces son llamadas importantes e ignorar los números desconocidos no siempre es una buena opción.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente