Pierde la custodia de sus hijos por humillarles con bromas que luego subía a YouTube

Michael Martin, un ciudadano estadounidense residente en Baltimore también conocido como DaddyOFive, ha perdido la custodia de sus hijos por culpa de una serie de vídeos que compartía en YouTube en los que se le veía humillando a sus hijos. Martin, junto a su pareja, se dedicaba a gastar bromas muy pesadas a su progenie y luego grababa sus reacciones. 

Las grabaciones se publicaban en el canal DaddyOFive, que actualmente tiene casi 800.000 suscriptores, una gigantesca audiencia que generaba beneficios económicos a Martin.

Martin y su pareja, en uno de los vídeos de DaddyOFive (YouTube)

Los vídeos más polémicos ya han sido retirados. Algunos de ellos tenían títulos tan explícitos como “Niño se traga la comida más asquerosa del mundo” y “Papá destruye la videoconsola de su hijo”. 

Otros usuarios del portal de vídeos han creado recopilaciones de los peores momentos de Martin con sus cinco hijos, todos ellos menores y con edades comprendidas entre los 9 y los 17 años, como esta de Philip DeFranco (Atención puede herir su sensibilidad). 

Martin y su pareja, que es la madrastra de sus hijos, han grabado un vídeo de tres minutos pidiendo disculpas a los usuarios de YouTube. “Nos hemos dado cuenta de que hemos tomado terribles decisiones como padres. Entendemos y respetamos cómo la gente se siente y estamos de acuerdo en que hemos mostrado en internet cosas que no deberíamos haber colgado”, aseguran.

Los vídeos de DaddyOFive siempre tenían el mismo guión. Primero, alguno de los adultos presentaba la broma. Luego, los hijos se enfrentaban a algún tipo de situación desagradable: o su consola aparecía destrozada, o les servían comida infecta o recibían una reprimenda por algo que no habían hecho. Las grabaciones casi siempre terminaban con los menores llorando desesperados por lo vivido, y con los padres riéndose a carcajadas.

http://www.dailymotion.com/video/x4ovdra

A pesar de que algunos de los vídeos obtuvieron más de 700.000 reproducciones, no hubo ningún tipo de polémica hasta que el youtuber Philip DeFranco denunció los hechos y los tildó de ‘maltratadores’. 

Según informaThe Washington Post, Rose Hall, la madre biológica de dos de los menores, solicitó en octubre la custodia de los niños cuando descubrió qué es lo que estaba ocurriendo con ellos en Internet. Hace apenas unos días consiguió que se fueran a vivir con ella.

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines