En la piel de los refugiados: La estación de Chamberí se convierte en refugio

·2 min de lectura

Madrid, 20 jun (EFE).- Tiendas de campaña, colchones, mantas, juguetes, libros, fotografías y víveres inundan el andén de la antigua estación de metro de Chamberí de Madrid, que recrea desde este lunes un refugio de guerra y permite a los visitantes ponerse en la piel de las personas refugiadas.

La Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) ha inaugurado una experiencia inmersiva en la Estación Museo de Chamberí con motivo del Día Mundial del Refugiado, que pretende visibilizar la situación de las más de 100 millones de personas que se encuentran en esta situación, cerca del uno por ciento de la población mundial.

Para homenajearles, bajo el lema 'Ponte en su lugar: ni tan lejos, ni hace tanto', ACNUR ha recreado el aspecto que adquiere una estación de metro cuando se convierte en un refugio de guerra y han iluminado sus pasillos con 100 velas, una por cada millón de refugiados.

A la presentación han acudido la representante de ACNUR en España, Sophie Muller, y el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, que ha manifestado que "los países que permitimos" la situación en la que se encuentran las personas refugiadas "no tenemos perdón".

Perea también ha instado a evitar "la banalización que nos lleva de una crisis a otra y que hace que nos olvidemos de conflictos como Mali, Yemen o Afganistán".

Precisamente, la experiencia busca recordar a todas aquellas personas que huyen de las bombas, la violencia y la persecución en lugares como la República Democrática del Congo, Myanmar, Yemen, Siria, Burkina Faso o los países de Centroamérica.

Lo hace a través de carteles y vídeos proyectados a lo largo de la estación, que recogen los testimonios de diversas personas que han solicitado y encontrado refugio en España.

"Queremos acordarnos de sus vidas, su recorrido y su huida. Y también a los países que les reconocen como refugiados y que les dan la protección y les permiten hacer su camino y contribuir a las sociedad que les acogen", ha explicado Sophie Muller.

La antigua estación de metro de Chamberí, una de las primeras que se construyeron en Madrid (1919), fue un refugio antiaéreo durante la guerra civil española, igual que lo son ahora las estaciones de Kiev o Jarkov en Ucrania.

"Aquí se refugiaron muchas personas en los momentos más difíciles de Madrid y nos permite recordar que hoy en día, y no tan lejos, muchas personas siguen buscando refugio en las estaciones de metro", ha sentenciado Muller.

Lluís Lozano

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente