La OCU pide la retirada de una mascarilla para niños por riesgo de estrangulamiento

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado a través de un informe en su página web del riesgo de estrangulamiento que corren los niños con una mascarilla de la marca Different Mask. Se trata de un cubrebocas recomendado por la compañía para menores de hasta 9 años con un sistema de sujeción formado por dos cordones que rodean la cabeza en lugar de las orejas.

“En el transcurso de nuestro análisis comparativo de mascarillas infantiles, hemos pasado revista a muchos de los modelos que se venden en el mercado. Entre ellos, hemos encontrado un producto peligroso, del que hemos informado a las autoridades: la mascarilla Differet Mask para niños de 5 a 9 años”, indica la OCU en su escrito.

Según la entidad que vela por los derechos de consumidores y usuarios, el sistema de sujeción de este cubrebocas consta de una tira elástica en la parte superior que se pasa por detrás de la cabeza y de dos cordones que se anudan a la altura de la nuca.

Atendiendo a las normas de seguridad, la OCU indica que este producto representa un peligro real: “En prendas para niños de hasta 7 años, los cordones en la zona del cuello suponen un riesgo de estrangulamiento si la cuerda queda enroscada alrededor del cuello”.

Además, añade que “los cordones largos o con extremos libres en prendas alrededor del cuello para niños de entre 7 y 14 años pueden engancharse y quedar atrapados mientras realizan actividades de juego, en el recreo, etc”.

El mismo comunicado afirma que se han puesto en contacto con el fabricante para advertirle del peligro de sus mascarillas, así como con el ministerio de Consumo para pedirle que retiren el producto del mercado y lo devuelvan a la empresa para que subsane los fallos.