Piden 5 años de cárcel para un exdiputado de Vox acusado de violar a una profesora de religión

·2 min de lectura
El diputado de Vox por Almería, Carlos Hugo Fernández-Roca Suárez.   (Photo: Pool - Archivo / EUROPA PRESS)
El diputado de Vox por Almería, Carlos Hugo Fernández-Roca Suárez. (Photo: Pool - Archivo / EUROPA PRESS)

El diputado de Vox por Almería, Carlos Hugo Fernández-Roca Suárez. (Photo: Pool - Archivo / EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Madrid sienta este miércoles en el banquillo de los acusados al exdiputado de Vox Carlos Hugo Fernández-Roca por presuntos abusos sexuales a una joven profesora de religión, hechos por los que se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de cárcel.

En su escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el fiscal le imputa un delito de abuso sexual y reclama en concepto de responsabilidad civil una indemnización de 5.000 euros “por los daños morales”.

El exdiputado de Vox Fernández-Roca abandonó el Congreso de los Diputados en noviembre de 2020 tras conocerse la denuncia por la presunta violación.

Según la Fiscalía, sobre las 9:00 horas del 7 de noviembre de 2020 el acusado se reunió con una amiga, a la que previamente había llamado por teléfono por encontrarse cerca del domicilio de este, para acudir a un bar a efectuar una consumición.

Ella manifestó de forma rotunda que no quería mantener relaciones completas y que solo deseaba dormir

El fiscal señala que, posteriormente, ambos acordaron cenar en el domicilio de él, “adquiriendo a tal fin diferentes viandas en un establecimiento de comida para llevar”. El relato explica que después de cenar ambos se sentaron en el sofá “y se abrazaron y besaron mutuamente”.

En un determinado momento, el acusado, “con la intención de mantener relaciones sexuales plenas” con la víctima, comenzó a desnudarla y, “como ella manifestara de forma rotunda que no quería mantener relaciones completas y que solo deseaba dormir, la cogió en brazos y la llevó a la cama y, haciendo caso omiso a lo manifestado por la mujer de forma inequívoca, la penetró vaginalmente”.

La mujer le denunció y él renunció a su escaño, con lo que perdió su condición de aforado y pasó a ser investigado por un juzgado ordinario en lugar de por el Tribunal Supremo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente