Pide ayuda para poder bañarse en el mar tras ser diagnosticada de una enfermedad minoritaria y grave

Irene es una chica de Barcelona de 25 años que padece hipertensión pulmonar, una enfermedad grave pero poco común que le obliga a estar conectada a un pequeño aparato. El problema para ella, como ha explicado en un vídeo compartido en sus redes sociales, es que el dispositivo no se puede mojar, por lo que ahora pide ayuda para cumplir su sueño: volver a bañarse en la playa este verano.

La enfermedad le fue diagnosticada hace cuatro meses, y el tratamiento consistió en la implantación de un aparato conectado a su corazón, y que mediante un cable le suministra medicación constantemente, sin que pueda ser desconectado en ningún momento. El cable es impermeable, pero la máquina no.

“¿Qué pasa? ¡Que me quiero bañar en la playa este verano!“, explica con humor Irene, que ha conmovido en las redes por su decisión y sus ganas de enfrentar el problema. Lo que precisa es una manera de impermeabilizar completamente la petaca. “Necesito ayuda pero no sé a quién pedírselo”, admite la joven.

Irene también es aficionada al submarinismo, pero asume que no podrá hacerlo hasta que reciba un trasplante de ambos pulmones, porque el dispositivo no aguantaría la presión. “Pero me conformo con poder sumergir mi pelo en el mar y solo escuchar ese inmenso y maravilloso silencio”, añade en el texto que acompaña al vídeo.

“Para mí el mar es vida, es libertad y felicidad y no concibo una vida en la que se me prive de dicho placer por tener una enfermedad, por lo tanto recurro a esto, a grabar un vídeo y morirme de vergüenza. ¡Pero las ganas de meterme en el agua no hay vergüenza que las gane!“, se sincera Irene en una publicación que ya acumula miles de reproducciones.

Tras ver las decenas de reacciones expresándole su apoyo, y aunque todavía no ha podido resolver el problema, la joven ha subido una foto en la que aparece en la playa, y desde ahí, “como no podía ser de otra manera”, ha querido agradecer a los usuarios por su “bondad, empatía, amabilidad, dulzura, ganas...“, y ha prometido que en cuanto encuentre una solución la compartirá.