El PIB de Italia cae un 0,4 % hasta marzo por la covid pero mira a la recuperación

Agencia EFE
·4 min de lectura

Roma, 30 abr (EFE).- La economía italiana se contrajo un 0,4 % en el primer trimestre del año en comparación con el cuatro de 2020 como consecuencia de las restricciones derivadas de la pandemia que han perjudicado especialmente al sector servicios, indicó hoy el Instituto de Estadísticas de Italia (Istat) en su dato adelantado.

La economía cayó un 1,4 % en el primer trimestre respecto al mismo periodo de 2020, una cifra negativa, pero que mitiga el impacto interanual del 6,6 % que registró el producto interior bruto (PIB) del cuarto trimestre de 2020 respecto al de 2019.

El PIB italiano había descendido un 2 % en el cuatro trimestre de 2020 respecto al tercero.

MEJORA LA AGRICULTURA Y LA INDUSTRIA, Y CAEN LOS SERVICIOS

De acuerdo con las cifras avanzadas este viernes, el retroceso del 0,4 % es el resultado de un aumento del valor agregado en el sector agrícola, forestal, pesquero e industrial, mientras que se registró una disminución en los servicios, si bien el Istat no entró en detalles.

Tampoco lo hizo en relación a la demanda, aunque apuntó que la externa (importaciones y exportaciones) tuvo una aportación negativa al PIB, compensada por la contribución positiva de la interna (consumo e inversión).

El instituto italiano especificará en qué medida han impactado cada uno de estos elementos cuando publique el dato definitivo del crecimiento el próximo 1 de junio.

Las cifras provisionales están en línea con lo previsto por analistas y expertos, y el economista senior del Departamento de Estudios e Investigaciones del mayor banco italiano por capitalización bursátil, Intesa Sanpaolo, Paolo Mameli, ha señalado que la contracción "era ampliamente esperada, mientras que la recuperación podría registrarse en el trimestre actual".

HACIA LA RECUPERACIÓN

El mensaje optimista también es compartido por la patronal italiana, Confindustria, que ha considerado que en el segundo trimestre es plausible pensar que habrá "un incremento positivo" del PIB y un "fuerte repute en el tercer trimestre, gracias al ritmo de las vacunas" y la llegada de los fondos europeos del programa NextGeneratio EU.

"La economía italiana asiste a la recuperación de la crisis, en línea con Europa. El mundo ha iniciado el camino hacia su recuperación", afirma Confindustria en su análisis mensual publicado este viernes.

El ministro de Economía, Daniele Franco, también coincidió hace días con este escenario y en una comparecencia parlamentaria dijo que habrá "un incremento del PIB en el segundo trimestre, gracias a una reapertura paulatina de las actividades económicas y la recuperación de la economía global", y el crecimiento "se acelerará en el tercer trimestre para continuar en el cuarto".

El ministro vaticinó que el PIB crecerá un 4,8 % en el año, teniendo en cuenta las medidas que Roma adoptará para impulsarlo, y sería del 4,5 % si las políticas permanecieran invariables durante los próximos meses: "Son unos cálculos prudentes", apuntó.

Según el Istat, si el crecimiento del PIB fuera cero en los próximos trimestres, el crecimiento sería del 1,9 % en 2021 respecto a 2020.

PARO E INFLACIÓN

Este viernes el instituto también dio a conocer el dato adelantado de desempleo de marzo y la inflación de abril.

La tasa de paro descendió al 10,1 %, respecto al 10,2 % del mes anterior, pero la de paro femenino creció hasta el 11,4 %, 0,2 puntos porcentuales más, y la juvenil fue del 33 %, 1,1 puntos más.

Los jóvenes y las mujeres han sido los colectivos más afectados durante la pandemia de coronavirus y siguen siéndolo, pues fueron fundamentalmente los que protagonizaron los 254.000 empleos perdidos en el primer trimestre de 2021 respecto al cuarto de 2020.

En marzo, la tasa de ocupación subió al 56,6 %, 0,1 puntos porcentuales más y se registraron 34.000 empleos más que en febrero.

Sin embargo, en marzo de este año se contabilizaron 565.000 puestos de trabajo menos que en marzo de 2020 y casi 900.000 menos que en febrero de 2020, antes de los cierres por pandemia.

El Gobierno italiano mantiene hasta junio la prohibición de despedir por motivos económicos y hasta octubre para las empresas de sectores que no cuentan con mecanismos de protección social, y los sindicatos temen que haya una fuerte destrucción de empleo cuando se levante esta medida, por lo que han pedido que se extienda hasta que se asiente la recuperación y se acabe la pandemia.

La tasa de inflación se apreció en abril un 1,1 % en comparación con el mismo mes del pasado año y un 0,4 % respecto a marzo de este año, con lo que suma el cuarto incremento consecutivo, según los números avanzados por el Istat.

(c) Agencia EFE