El PIB de la eurozona cae menos de lo esperado al cierre de 2020, se espera otra caída en 1T

·3 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: La sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania, el 22 de enero de 2021

BRUSELAS, 2 feb (Reuters) - La economía de la eurozona se contrajo menos de lo previsto en el cuarto trimestre de 2020 pese a las restricciones impuestas por la pandemia, ya que las grandes economías de Alemania y España todavía lograron registrar una ligera expansión, si bien es probable que el bloque se dirija a otra caída más pronunciada en el primer trimestre de este año.

La oficina de estadística de la Unión Europea, Eurostat, dijo que informó que el dato adelantado del producto interior bruto (PIB) de los 19 países que comparten el euro cayó un 0,7% con respecto al tercer trimestre, mientras que el descenso con respecto al año pasado fue del 5,1%.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban una caída trimestral del 1,0% y una contracción anual del 5,4%, tras el fuerte repunte del periodo julio-septiembre, cuando la zona euro suavizó las restricciones a los viajes y el ocio tras una primera oleada de casos de COVID-19.

"En el primer trimestre de 2021, es probable que la caída sea algo más pronunciada. Sin embargo, no habrá una caída como la del primer semestre de 2020. Por el contrario, es probable que a partir de la primavera se registre de nuevo una notable recuperación", dijo Christoph Weil, economista de Commerzbank.

Los datos preliminares de Eurostat mostraron que la segunda y tercera economías de la zona euro, Francia e Italia, tiraron a la baja del resultado global con descensos trimestrales del PIB del 1,3% y el 2,0% respectivamente. Por su parte, la economía de Alemania creció un 0,1% respecto al tercer trimestre y la de España lo hizo un 0,4%.

Los economistas afirmaron que la caída del cuarto trimestre fue más leve que en el primer semestre del año porque las medidas restrictivas se han adaptado y fueron menos severas que al principio de la pandemia.

"Pensemos en países como Francia y España, por ejemplo, donde la industria y la construcción han mantenido su actividad a lo largo del trimestre. Esto ha tenido un efecto muy positivo en el PIB, sobre todo porque la demanda de bienes y de construcción se ha mantenido fuerte a pesar de las restricciones vigentes", dijo Bert Colijn, economista de ING.

"La movilidad, el movimiento de personas que estaba en gran medida correlacionado con el ritmo de crecimiento del PIB en la primera ola, también fue más fuerte en el cuarto trimestre que durante la primera ola, lo que apoyó la actividad económica", dijo. "Lo que también ayuda es que el resto del mundo sigue abierto".

Eurostat dijo que, según su primera estimación del crecimiento anual para 2020, basada en datos trimestrales desestacionalizados y ajustados al calendario, el PIB cayó un 6,8% en la zona del euro y un 6,4% en la Unión Europea.

Según Eurostat, se trata de la mayor contracción anual desde que se inició la serie histórica en 1995. Incluso en 2009, tras la crisis de 2008, la contracción fue de sólo un 4,3%, dijo Eurostat.

(Información de Jan Strupczewski; editado por Philip Blenkinsop y Angus MacSwan; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)