La economía británica sufrió una caída récord del 9,9 % en 2020

Agencia EFE
·4 min de lectura

Londres, 12 feb (EFE).- La medidas de confinamiento impuestas en el Reino Unido por la pandemia de la covid-19 asestaron un duro golpe a la economía del país al sufrir el producto interior bruto (PIB) en 2020 una contracción récord del 9,9 %.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés) dio a conocer este viernes la marcha de la economía británica mientras el país mantiene el cierre de muchas actividades económicas para frenar la propagación de la covid-19.

Además de la cifra anual, la ONS informó de que el PIB creció el 1 % en el último trimestre de 2020, que sitúa a ese periodo en unos niveles muy inferiores a los prepandémicos.

TRIMESTRES DE CONTRACCIÓN

En la primera mitad de 2020, el Reino Unido entró en recesión técnica tras acumular dos trimestres consecutivos de contracción económica, con una caída del PIB del 2,9 % entre enero y marzo de ese año, seguido de otra del 19 % entre abril y junio.

En el tercer trimestre -julio a septiembre de 2020-, la economía salió de la recesión al crecer el PIB el 16,1 % después de que el Gobierno levantara las medidas de confinamiento, pero el crecimiento en el cuarto trimestre -octubre a diciembre de 2020-, fue de tan solo el 1 % por el cierre de muchas actividades económicas.

En los últimos tres meses de 2020, el sector de la construcción avanzó el 4,6 %, el industrial el 1,8 % y el servicios el 0,6 %, mientras que el consumo de los hogares retrocedió el 0,2 %.

Algunas áreas económicas recuperaron terreno en diciembre, cuando se suavizaron las restricciones en el país, y gracias a eso mejoraron negocios como los de servicios de comidas, venta de automóviles y peluquerías, señaló este viernes el subdirector de estadísticas nacionales de la ONS, Jonathan Athow.

"La economía siguió creciendo en el cuarto trimestre en su conjunto, a pesar de las restricciones adicionales en noviembre. No obstante, el PIB para el año retrocedió casi un 10 %", añadió.

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA

El ministro británico de Economía, Rishi Sunak, señaló este viernes a los medios que las últimas cifras muestran que "la economía ha sufrido un grave choque como resultado de la pandemia, que se ha sentido por países en todo el mundo".

"Si bien hay señales positivas -dijo- de una resistencia de la economía en invierno, sabemos que el actual confinamiento sigue teniendo un impacto significativo en las personas y las empresas".

El ministro agregó que está centrado en hacer "todo lo posible" para proteger los empleos, los negocios y los sustentos de vida.

El ligero crecimiento del PIB entre octubre y diciembre de 2020 es similar al de otras grandes economías occidentales, al verse todas castigadas por el obligado cierre de las actividades para contener la expansión del coronavirus.

Algunos expertos señalan que la caída anual del PIB es un récord histórico porque nunca había retrocedido más del 4,1 %.

Las empresas y los hogares están pendientes del anuncio que haga el primer ministro británico, Boris Johnson, el próximo día 22 sobre la hoja de ruta para la relajación de las restricciones mientras avanza el plan de inmunización de la población, con más de 13 millones de personas vacunadas hasta el momento.

PREVISIÓN DE CRECIMIENTO

El Banco de Inglaterra redujo hace unos días en medio punto, hasta el 1,2 %, la previsión de crecimiento económico del país para 2021, frente al 1,7 % pronosticado el pasado noviembre.

Además, el banco emisor decidió este mes mantener sin cambios los tipos de interés, en el 0,75 %, y tampoco modificó su programa de estímulo económico, por el que ha destinado 506.000 millones de euros, para la compra de bonos de deuda privada y soberana.

En tanto, el índice de precios al consumo (IPC) del Reino Unido se situó en el 0,6 % en diciembre, frente al 0,3 % de noviembre, y ese incremento respondió, según las cifras dadas a conocer por la ONS hace unas semanas, al aumento del coste del transporte, la ropa y los artículos para hacer actividades recreativas.

El cerrojazo económico también ha impulsado al alza la tasa del desempleo, al situarse en el 5 % entre septiembre y noviembre de 2020, frente al 4,9 % en el trimestre anterior.

Así, el desempleo británico se sitúa en el nivel más alto desde el periodo entre julio y septiembre de 2015, según la ONS.

(c) Agencia EFE