Petrobras pierde en el primer trimestre más del récord ganado en todo 2019

Río de Janeiro, 14 may (EFE).- La petrolera Petrobras, mayor empresa de Brasil, sufrió en el primer trimestre de 2020 pérdidas por 48.523 millones de reales (8.366 millones de dólares al cambio actual), un valor muy superior a su beneficio neto récord en todo 2019, informó la compañía en el balance que divulgó este jueves.

La petrolera había obtenido en 2019 un beneficio de 40.137 millones de reales (unos 6.920,2 millones de dólares), el mayor en su historia, que se esfumó en los tres primeros meses de este año por el desplome de los precios del petróleo y la crisis generada por la pandemia del COVID-19.

Petrobras atribuyó las elevadas pérdidas del primer trimestre a un reajuste contable que hizo en el valor de sus activos para adecuarlos a la crisis histórica provocada por la fuerte caída de la demanda global y de los precios del crudo, así como a la fuerte devaluación del real frente al dólar estadounidense.

De acuerdo con el comunicado enviado por la petrolera al mercado, el reajuste del valor de sus activos devaluó los mismos en cerca de 13.400 millones de dólares, lo que tuvo un impacto negativo de 9.700 millones de dólares en el resultado del primer trimestre de 2020.

El reajuste fue realizado ante la previsión de que el precio del petróleo de tipo Brent, que sufrió una fuerte caída en las últimas semanas, demorará muchos años en recuperarse y ante la nueva realidad de la tasa de cambio en Brasil.

"Consideramos que nuestro fuerte compromiso con la transparencia debe prevalecer siempre y por eso decidimos hacer este ajuste contable lo más rápido posible previendo un nuevo escenario de precios y de tasas de cambio", afirmó el presidente de la empresa, Roberto Castello Branco, en su mensaje a los accionistas.

HISTÓRICA CRISIS

Petrobras, compañía controlada por el Estado brasileño pero con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, aclaró que otras petroleras de capital abierto también hicieron en el primer trimestre una revaluación del valor de sus activos de cara a la histórica crisis para el sector.

"Nuestros resultados en el primer trimestre también fueron impactados por la caída del Brent y por las pérdidas con la variación cambiaria, pero esos factores fueron atenuados por mayores volúmenes de exportación, mayores márgenes de ganancia en los derivados y menores gastos", aclaró la petrolera.

Las pérdidas de la empresa en el primer trimestre de 2020 contrastaron con el beneficio neto de 4.031 millones de reales (unos 695 millones de dólares) que obtuvo en el mismo período del año pasado y con las ganancias por 8.153 millones de reales (unos 1.405,7 millones de dólares) de los últimos tres meses de 2019.

Teniendo en cuenta el resultado recurrente, es decir excluidos los efectos extraordinarios como el ajuste del valor de los activos y la depreciación cambiaria, las pérdidas de Petrobras en el primer trimestre se limitaron a 4.637 millones de reales (799,5 millones de dólares), que igualmente contrastaron con el beneficio por 5.113 millones de reales (881,5 millones de dólares) de igual período de 2019.

Según su balance, la producción promedio de petróleo y gas natural de Petrobras en el primer trimestre del año se ubico en 2,606 millones de barriles diarios, con un salto del 13,3 % frente al mismo período del año pasado pero una caída del 4,5 % en comparación con los últimos tres meses de 2019.

La producción promedio de derivados en sus refinerías en los tres primeros meses fue de 1,763 millones de barriles diarios, con un crecimiento del 3 % frente al último trimestre del año pasado.

Los resultados operacionales positivos permitieron que los ingresos de la petrolera por ventas sumaran 75.469 millones de reales (unos 13.011,9 millones de dólares) en el primer trimestre, con un crecimiento del 6,5 % frente al mismo período del año pasado.

Igualmente que el Ebitda ajustado del primer trimestre creciera un 36,4 % en la comparación interanual, hasta 37.504 millones de reales (unos 6.466,2 millones de dólares) en el primer trimestre.

LA SITUACIÓN TIENDE A AGRAVARSE

La empresa aclaró que, pese a esos resultados positivos, "las restricciones a la movilización de personas y la paralización de segmento de al economía a partir del final del trimestre tuvieron como consecuencia la caída abrupta de la demanda interna por derivados de petróleo".

En ese sentido, la empresa admitió que la situación de la empresa tiende a agravarse en los próximos meses, cuando sus resultados reflejarán con más precisión la recesión global generada por la pandemia y la fuerte caída de los precios del crudo.

"La recesión global no llegó a impactar significativamente el desempeño de la compañía en el primer trimestre pero debe hacerlo en los trimestres siguientes", según el mensaje de Castello Branco.

"La industria global de petróleo y gas fue duramente afectada y está ante su peor crisis en los últimos 100 años", agregó.

El ejecutivo añadió que para hacer frente a esa crisis, principalmente a la caída de la demanda mundial, Petrobras ya redujo en 3.500 millones de dólares sus inversiones para este año y suspendió operaciones en 62 plataformas petroleras con el fin de reducir su producción y adecuarla a la caída de la demanda.

(c) Agencia EFE