Las peticiones de libertad para Pablo Hasel llegan a Bruselas

Bruselas, 23 feb (EFE).- Una treintena de personas, incluidos el rapero Valtonyc y varios políticos catalanes también huidos de la justicia en España, se concentraron este martes en Bruselas para protestar contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

Celebrada frente a las sedes del Consejo y de la Comisión Europea, la concentración contó con la presencia del rapero Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc, fugado a Bélgica, donde está pendiente que la justicia resuelva la euroorden dictada contra él tras ser penado a 3,5 años de cárcel.

Entre los manifestantes se encontraban también los exconsellers catalanes Lluís Puig y Meritxell Serret, ambos huidos a Bélgica en 2017 tras ser imputados por el Tribunal Supremo por su participación en el caso contra los líderes del “procés”.

“Es una suma constante de persecución y represión al mundo de los artistas”, señaló en declaraciones a los medios Puig, responsable de la cartera de Cultura del Govern del ex president Charles Puigdemont entre julio y octubre de 2017.

El dirigente de JxCat dijo que hoy es un día “triste” para la libertad de expresión después de que horas antes del acto se conociera la condena a seis meses de prisión contra el rapero sabadellense Elgio, de “La Insurgencia”.

Puig recalcó que “se puede condenar la violencia en las calles, pero no el derecho a la libertad de manifestación y de expresión” y aseguró que la juventud “no está contenta” con los “recortes” de estos derechos fundamentales.

Por su parte, Serret calificó la entrada en prisión de Hasel como un “atentado a la democracia” y reivindicó el derecho de los jóvenes a ser escuchados “más que nunca ante el auge de la extrema derecha”.

La exconsellera de Agricultura denunció las imágenes de una “dureza extrema” que han dejado algunas jornadas de las manifestaciones e insistió en que se debe respetar “siempre” el derecho a “salir a las calles” y garantizar la libertad de expresión.

A la concentración celebrada en la rotonda de Schuman acudió una treintena de personas bajo el lema “Libertad de expresión”, agrupadas tras una pancarta que exigía “frenar el autoritarismo de España contra los disidentes”.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron a Hasel el pasado 16 de febrero en el rectorado de la Universidad de Lleida para que cumpliera su condena tras la ratificación de la pena por el Tribunal Supremo.

El rapero, cuyo nombre es Pablo Rivadulla Duró, fue previamente condenado en 2014 por la Audiencia Nacional a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo a causa de algunas letras de sus canciones sobre los Grapo, ETA o Terra Lliure, aunque la pena fue suspendida.

Este caso ha llevado al Gobierno español a plantearse impulsar reformas en el Código Penal para que los delitos de expresión no sean castigados con penas de cárcel.

(c) Agencia EFE