Petición contra Putin: "La dimisión sería una salida pacífica para el presidente ruso"

·4 min de lectura
© Gavriil Grigorov, Sputnik, Kremlin Pool Photo vía AP

Desde el lunes 12 de septiembre circula en Rusia una petición para que el presidente Vladimir Putin dimita. Ha sido firmada por decenas de políticos locales. France 24 habló con Ksenia Torstrem, funcionaria electa en San Petersburgo y una de las impulsoras de esta iniciativa.

Es un texto breve que, en el contexto de las dificultades rusas en el frente ucraniano, ha tenido el efecto de una pequeña bomba política. La petición, publicada el lunes 12 de septiembre y firmada inicialmente por 19 cargos electos locales rusos, invita al presidente Vladimir Putin a renunciar.

"Nosotros, los diputados municipales de Rusia, creemos que las acciones del presidente Vladimir Putin están dañando el futuro del país y de sus ciudadanos. Exigimos su dimisión del cargo de presidente de la Federación Rusa", reza la petición, que ha sido ampliamente difundida en las redes sociales y recogida por varios medios de comunicación.

Una exposición mediática que puede sorprender. Al día siguiente de su publicación, el texto solo fue firmado por 65 políticos locales. Pero esta iniciativa llega bajo un contexto muy particular que da a este documento una resonancia especial.

La guerra en Ucrania, o la "operación militar especial", como la llama Moscú, no está saliendo como lo había planeado el Kremlin. Por ello, las críticas empiezan a oírse incluso en Rusia.

Antes de esta petición de dimisión, otros cargos electos de un distrito de San Petersburgo -la ciudad natal de Vladimir Putin- habían incluso enviado una carta a la Duma el 7 de septiembre, pidiendo que el presidente fuera destituido y juzgado por "traición".

France 24 habló con Ksenia Torstrem, funcionaria electa de San Petersburgo y una de las iniciadoras de la petición de dimisión de Vladimir Putin el 12 de septiembre.

France 24: ¿Por qué ha lanzado ahora esta petición contra Vladimir Putin?

Ksenia Torstrem: Queríamos expresar nuestro apoyo a nuestros amigos de Smolninskoye el distrito de San Petersburgo cuyos cargos electos han pedido que Vladimir Putin sea juzgado por traición.

Admiramos su valor y solo podemos lamentar los problemas que tienen ahora con la policía, que les acusa de desacreditar a las Fuerzas Armadas.

Consultamos a los cargos electos locales para saber qué podíamos hacer para expresar nuestra solidaridad. Y en el contexto actual no es fácil, sin arriesgarnos a tener problemas con las autoridades.

Así que pensamos que una petición era la forma más segura. Hasta ahora, en Rusia no está prohibido por ley firmar una petición.

France 24: ¿No es peligrosa en sí misma una petición de dimisión de Vladimir Putin?

K. T.: No hay nada que lo prohíba. Al fin y al cabo, nunca se sabe lo que se puede esperar del Gobierno ruso en estos momentos. Por eso me eligieron como portavoz de los peticionarios, porque abandoné Rusia para ir a Finlandia después de que empezaran los combates. Me arriesgo menos que otros colegas que han decidido quedarse.

Pero está claro que incluso la firma de dicha petición da miedo. Cuando empezamos a difundir el texto en Telegram para pedir a otros representantes electos que firmaran, varios de ellos admitieron que tenían miedo de hacerlo, aunque solo fuera porque tenían hijos. Otros se negaron porque consideraron que no tenía sentido arriesgarse tanto por una petición que pensaban que no tendría ningún efecto.

France 24: ¿Cuál es su objetivo, cree realmente que Vladimir Putin podría decidir dimitir?

K. T.: ¿Por qué no? La dimisión sería una forma de que Vladimir Putin dejara el poder pacíficamente.

Y dicha petición es importante en el contexto propagandístico actual. Se está haciendo todo lo posible para hacer creer que no se critica la política del Gobierno. De hecho, hay millones de rusos que no están de acuerdo, y una petición como esta es una forma de hacerles saber que no están solos.

Tal vez haya también algunas personas en la élite que quieran iniciar un procedimiento de destitución contra Vladimir Putin. También queremos mostrarles que tienen apoyo a nivel local.

France 24: ¿Cree que con unas 60 firmas su petición es un éxito?

K. T.: No está mal. Por supuesto, si se compara con otras peticiones que al principio de los combates habían reunido muchas más firmas para oponerse al conflicto, puede parecer baja.

Pero sí hemos recibido firmas de cargos electos locales de todo el país, ya sea en San Petersburgo, Moscú, Irkutsk o Vladivostok.

France 24: El texto de su petición es muy breve y no entra en detalles sobre los agravios contra Vladimir Putin. ¿Qué le reprocha exactamente?

K. T.: Realmente no lo sé... No estoy segura de poder responder a esta pregunta sin meterme en problemas.

Pero llevo mucho tiempo oponiéndome a Vladimir Putin y denunciando la corrupción en el país. Y nuestra petición es también un apoyo a los autores de la carta que pide que Vladimir Putin sea juzgado. Y han motivado su acción...

*Los autores de la carta mencionan cuatro críticas principales contra Vladimir Putin: la destrucción innecesaria de unidades de combate, la muerte de jóvenes ciudadanos rusos que fácilmente podrían haber contribuido al crecimiento de la economía, el costo económico de esta guerra para Rusia y el hecho que, como resultado del conflicto, Ucrania recibió armamento moderno de la OTAN mientras que uno de los objetivos oficiales de Rusia era la desmilitarización del país.

**Este texto fue Adaptado de su original en francés