Pesetas que valen una fortuna: estas son las monedas más valiosas

Billetes y monedas de pesetas
Billetes y monedas de pesetas

Billetes y monedas de pesetas

Las pesetas siguen estando presentes en la vida de multitud de personas. Pese a que desde el 1 de enero de 2002 ya no se encuentran en circulación, muchos siguen guardando las antiguas monedas que les acompañaron durante una parte importante de sus vidas.

Además, el hecho de custodiar pesetas puede llegar a alcanzar un importante valor más allá del estrictamente sentimental. A pesar de que el Banco de España dio por finalizado el plazo para canjear pesetas por euros el pasado 21 de junio de 2021, las monedas aún se pueden cambiar en los mercados de numismática.

Los coleccionistas pagan importantes sumas de dinero por diversas monedas que cuentan con determinadas características, como los metales con los que están compuestas o la fecha de fabricación.

Y alguna de esas monedas las podrías tener tú, ya que según los cálculos del Banco de España aún hay más de 1.500 millones de euros en forma de pesetas que están repartidos a lo largo y ancho del país.

Una moneda de 150.000 euros

La más valiosa de todas las monedas existentes, según recoge la web Noticiastrabajo, es la moneda de 100 pesetas de 1870 de la I República, que ha llegado a ser vendida en subastas por 150.000 euros.

Con una cuantía algo inferior, entre 2.000 y 3.000 euros, se cotiza la moneda de peseta de Benlliure de 1946 estrella 48. En cualquier caso, hay otras monedas, como las de 25 pesetas, que también se encuentran bastante valoradas en los mercados de numismática.

Las monedas de 25 pesetas más preciadas

Una de las monedas más peculiares de 25 pesetas data del año 1980. Consta de dos particularidades: fue una de las primeras en las que se plasmó el rostro de perfil del actual rey emérito, Juan Carlos I, y cuenta en su cara con un balón y una red en conmemoración del Mundial de fútbol celebrado en España en 1982. Las citadas características hacen que se valore en 480 euros.

450 euros se pagan por cada moneda de 25 pesetas de 1957 en la que figure el águila representativa de la bandera franquista y el lema ‘Una grande y libre’ junto al escudo español. Sin embargo, la tirada de esta clase de piezas fue muy limitada, por lo que es extraño encontrarla.

Las tradicionales monedas de 25 pesetas con un agujero en el centro también son codiciadas por los coleccionistas. Una de ellas, fabricada en 1997 en Melilla, es histórica por ser una de las últimas de este tipo que fueron acuñadas antes de ser sustituidas por el euro. Su valor es de 150 euros.

Otra moneda especial de 25 pesetas data de 1992 y conmemoraba los Juegos Olímpicos que tuvieron lugar ese año en Barcelona. Esa característica le hace tener un precio de mercado de 100 euros.

La misma cantidad se paga por otra moneda del año 1995 acuñada en Castilla y León que, precisamente, contiene un fallo en la inscripción del nombre de la región, el cual se lee en la pieza como ‘Castilla León’.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR