Pescetarianismo: ¿Esta tendencia es realmente segura y completamente saludable?

·6 min de lectura

Un momento, no se trata de ingerir pescado en el desayuno en el almuerzo y en la cena. Tampoco consiste en comer solo pescados que se alimentan de pescado, como leí en algún blog, ni ninguna otra extravagancia por el estilo.

La dieta pescetariana contempla, además de pescados y mariscos, frutas, vegetales, verduras y cereales. (Getty Images)
La dieta pescetariana contempla, además de pescados y mariscos, frutas, vegetales, verduras y cereales. (Getty Images)

El pescetarianismo es una modificación del vegetarianismo, en la cual se incluye pescados y frutos del mar, según explica la doctora Rossana De Jongh Delgado, médico especialista en nutrición clínica. “Es un tipo de alimentación que comprende frutas, vegetales, cereales, pescado y frutos del mar. No tiene por qué ser desequilibrada, siempre y cuando esté bien guiada. Aquí no se limita a comer únicamente pescado como podría pensarse; es una especie de derivado de la alimentación vegetariana, es decir puede ser variada y balanceada en nutrientes”.

La doctora De Jongh menciona que dentro de las variadas tendencias de alimentación existentes, esta parece ser una de las más equilibradas, pues los pescados constituyen una fuente de proteínas muy interesante. “Algunos de ellos son bajos en grasas, y los pescados grasos son ricos en Omega 3, como el salmón, las sardinas, los arenques o el jurel. Esto hace que, al incluir frutas, vegetales y leguminosas, sea globalmente equilibrada; Igual ocurre con los otras fuentes de proteína como huevos y productos lácteos. No como el veganismo, que excluye origen animal”.

Salud y amor por los animales

La especialista señala que la idea de este tipo de alimentación surge de la misma consciencia sobre el bienestar animal que tienen algunas personas, pero en este caso, quienes ingieren pescado consideran que este es uno de los productos que representa menos crueldad contra los animales, que la que puede presentarse con una vaca, un cerdo o un pollo.

Si la alimentación es balanceada, no debería presentar ningún riesgo para nuestra salud. (Getty Creative)
Si la alimentación es balanceada, no debería presentar ningún riesgo para nuestra salud. (Getty Creative)

En este sentido, los veganos, quienes no contemplan ningún alimento de origen animal en su alimentación, sí piensan que consumir incluso pescado representa una profunda crueldad.

Por otra parte, según afirma De Jongh, este tipo de dieta no contempla complicaciones para la salud. “Siempre y cuando la alimentación, vegetariana, pescetariana, o incluso la omnívora, sea bien balanceada, y en algunos casos cuente con la guía de un especialista, no debería presentar ningún riesgo para nuestra salud”.

Cabe detallar que balanceada quiere decir que aporta todos los nutrientes que necesitamos para funcionar correctamente: proteínas, grasas de buena calidad, carbohidratos suficientes como fuente de energía y fuentes naturales de fibra. Además vitaminas y minerales contenidos en frutas, vegetales y leguminosas, dice la médico.

El pescetarianismo no representa ningún riesgo desde el punto de vista comportamental. (Getty Creative)
El pescetarianismo no representa ningún riesgo desde el punto de vista comportamental. (Getty Creative)

Asimismo, la doctora De Jongh asegura que el pescetarianismo tampoco representa un riesgo desde el punto de vista comportamental, es suficientemente variada como para que la persona pueda comer en restaurantes, pueda salir y socializar, a diferencia de como ocurre con un alimentación más estricta, como el veganismo.

Todo en exceso puede ser dañino

Hay estudios que destacan que este tipo de alimentación tiene muchas ventajas. Por ejemplo, un artículo de la Universidad Católica de Chile, menciona que hay menor tasa de mortalidad en las personas con este tipo de alimentación; incluso se destaca que el consumo de pescados y mariscos es beneficioso respecto a otros tipos más restrictivos de dietas vegetarianas o veganas, ya que las personas que consumen estos productos tienen menos riesgo de desarrollar anemia por deficiencia de hierro.

Otro artículo de MedlinePlus señala que quienes consumen una dieta rica en pescado y vegetales pueden aumentar su poder cerebral, mientras que la dieta mediterránea en general - que incluye más pescados que carnes y es mucho más que un régimen alimenticio- contribuye con el retraso del envejecimiento.

Sin embargo, según reseña la DW, investigadores de la Universidad de Oxford y de Bristol demostraron que los pescetarianos, así como los vegetarianos y los veganos, tienen mayor riesgo de sufrir fracturas que quienes consumen carne, y esto se debe al bajo consumo de calcio y proteínas.

Es importante que la dieta contenga nutrientes alternativos que aporten calcio y proteínas al organismo. (Getty Creative)
Es importante que la dieta contenga nutrientes alternativos que aporten calcio y proteínas al organismo. (Getty Creative)

Y, por otra parte están los riesgos asociados al consumo de mercurio que puede estar presente en pescados y mariscos por causa de la contaminación marina. Y sí. Esto no es un mito. Juan Pablo Espejo, académico consultado para el artículo publicado por la Universidad Católica de Chile, confirma que en pescados y mariscos si hay presencia de mercurio y otras toxinas, lo cual hace que debamos poner atención sobre todo a mujeres en edad reproductiva, embarazadas, en periodo de lactancia y los niños, pues pueden ser más sensibles al efecto del mercurio.

Sin embargo, Espejo menciona que está demostrado que los beneficios de ingerir pescado superan el riesgo que se asocia la ingesta de mercurio. En todo caso, el especialista recomienda que para elegir el pescado debemos “considerar que, en general, mientras más grande y predador sea el pez, mayor será su contenido de mercurio”.

Con esto coinciden en el portal Consumer, donde se explica que cuanto mayores sean los peces (en cuanto a edad y tamaño) más mercurio acumulan. Cuantos más años y tamaño tengan los peces, más mercurio acumulan. Así, peces como el atún rojo, los familiares del tiburón, y el pez espada contienen más. Sin embargo, es muy difícil que un adulto sano se intoxique con mercurio porque alimentándose de manera equilibrada no alcanzaría el límite promedio de 240 mg de mercurio semanales.

Los que tienen menos mercurio

Los camarones y los langostinos son algunos de los alimentos del mar bajo en mercurio. (Getty Creative)
Los camarones y los langostinos son algunos de los alimentos del mar bajo en mercurio. (Getty Creative)

En todo caso, la variedad de pescados con niveles bajos de mercurio es amplia y muchas instituciones, como la Agencia Española de Nutrición, ofrece guías para comerlo equilibradamente. Esto podría ser entre 3 y 4 veces por semana, alternando con pescados grasos.

Asimismo, la División de Salud Pública de Carolina del Norte, en Estados Unidos, recomienda ingerir, a la semana, una sola porción de pescado alto en mercurio y no más de cuatro porciones de las opciones bajas en esta sustancia. Además aporta una lista amplia de los pescados, tanto de agua salada como de agua dulce, que contienen y los que no contienen mercurio. Entre estos últimos tenemos:

  • Achoa

  • Arenque

  • Bacalao

  • Berberecho

  • Boquerón

  • Caballa

  • Calamar

  • Camarón

  • Curvina

  • Dorado

  • Langosta

  • Langostino

  • Lenguado

  • Merluza

  • Ostras

  • Trucha

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Los alimentos que te ayudan a bajar la glucosa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente