La pesadilla de Galapagar amenaza ahora a la casa de Yolanda Díaz

·2 min de lectura
La vicepresidenta tercera del Gobierno, y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.  (Photo By EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL via Getty Images)
La vicepresidenta tercera del Gobierno, y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (Photo By EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL via Getty Images)

 

Una de las puntas de lanza de los ataques al exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, fue su traslado de Vallecas a un chalet de Galapagar. La mudanza de un barrio obrero a una casa de 268 metros cuadrados, 4 habitaciones, 3 baños, piscina y jardín no se la perdonaron ni fuera del partido, ni en algunas instancias internas de Podemos. Hasta el punto de convertirse en una incómoda polémica -especialmente por los escraches sufridos- que ahora amenaza con trasladarse a la vivienda de la vicepresidenta tercera del Gobierno.

El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno requiere a los diferentes Ministerios que faciliten los datos de las viviendas oficiales en las que residen sus titulares. Y la última en desvelarse, tras algunas reticencias, ha sido la de Yolanda Díaz. Y se avecina polémica. Porque la ministra de Trabajo, y sucesora de Pablo Iglesias como estandarte de Unidas Podemos en el Ejecutivo, ocupa el piso más grande de todos.

La diferencia con el caso de Iglesias es clara. Independientemente de que cada cual puede comprarse una casa donde quiera mientras se lo paga con su dinero, Díaz no ha adquirido ninguna vivienda en Madrid, sino que vive en una de las residencias del Ministerio que ocupa. Lo mismo que ocurre con su coche oficial. Díaz no se ha comprado un Ford Mondeo Hibryd Titanium, sino que ese es el modelo del Parque Móvil del Gobierno que le ha sido asignado.

Las suspicacias llegan porque, según ha adelantado Voz Pópuli, la casa es 'un poco' más grande que la vivienda media de España. Al constar de 443 metros cuadrados. No está en un paraje idílico de Madrid ni en ninguna urbanización de lujo, sino que, por "razones de operatividad y seguridad", se ubica dentro de uno de los edificios ministeriales.

Salvo en el caso del titular de Interior de turno -que por motivos de seguridad casi siempre viven dentro del Ministerio-, no ha sido una práctica habitual que los ministros de PP y PSOE se instalaran en dependencias oficiales. Pero en las últimas legislaturas la cosa ha cambiado.

Según publicó en su día ‘La Política Online’ entre los ministros que ocupan viviendas públicas se encuentran las vicepresidentas Carmen Calvo y Nadia Calviño; Manuel Castells (Universidades), Isabel Celaá (Educación), Luis Planas (Agricultura), Fernando Grande-Marlaska (Interior), Arancha González Laya (Exteriores), María Jesús Montero (Hacienda y portavoz), José Luis Ábalos (Transportes) y Carolina Darias (Política Territorial). La diferencia de Díaz con ellos es que ninguno de los aposentos alcanza los 443 metros cuadrados.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente