Fin de la pesadilla para los 212 migrantes atrapados en el Geo Barents en el puerto de Catania

Termina la pesadilla para los 212 migrantes rescatados hace dos semanas en el Mediterráneo por el Geo Barents, de Médicos Sin Fronteras, y que todavía no habían pisado tierra. Finalmente, han podido desembarcar en Catania, en el sur de Italia.

El Geo Barents atracó en el puerto siciliano el sábado, con 572 inmigrantes a bordo.

El Gobierno italiano de la ultraderechista Giorgia Meloni había ordenado que solo pudieran bajar del barco los inmigrantes que tras una evaluación médica demostraran encontrarse en una situación de vulnerabilidad.

Médicos sin Fronteras pidió una segunda revisión, por un brote de sarna, ataques de pánico y otros problemas mentales. Así, tras casi doce horas de "extenuantes" exámenes, se permitió el desembarco de todos.