Rafa Nadal lanza una chinita a Djokovic: "Si estás lesionado de verdad es imposible ganar un torneo como este"

·2 min de lectura

Rafael Nadal, con problemas en la espalda desde el inicio del torneo, se deshizo este lunes con autoridad del italiano Fabio Fognini en octavos de final del Abierto de Australia, y disfruta de haber recuperado una forma que le abre nuevas "perspectivas".

"A nivel físico uno está afectado cuando no puede entrenarse con la intensidad que uno quiere durante 19 días. Pero el domingo comencé a aumentar la carga de trabajo en el entrenamiento y hoy (por el lunes) logré una victoria con largos intercambios. Si comparamos mi situación con la de hace cinco días es completamente diferente. Mi perspectiva es diferente ahora. Y mis ganas también", dijo el tenista español.

Y es que el estado físico en un Grand Slam lo es todo. Especialmente a ciertas edades en las que el cuerpo necesita más tiempo para recuperarse.

Por ello, la comidilla estos días en Australia es la lesión abdominal que supuestamente sufre Novak Djokovic y que algunos ponen en duda. Sin ir muy lejos, el propio Toni Nadal, quién en su columna de El País llegó a escribir sobre el serbio: "Es sorprendente que tan repetidamente le sobrevengan molestias, hasta el punto de sembrar dudas sobre su permanencia en el torneo, y que luego le desparezcan de la noche a la mañana".

Su sobrino ha sido, en este caso, ha sido mucho más sutil, aunque no ha dejado de referirse al tema del día una vez fue preguntado cómo toma la decisión un tenista de retirarse de un torneo o no.

"Todo depende de la lesión. Si tienes una elongación en los abdominales por ejemplo (Berrettini fue baja en octavos por esa lesión, y Djokovic, con los mismos síntomas, decidió jugar) se pueden cometer errores porque es imposible saber exactamente lo que ocurre mientras se compite. Yo comencé en el US Open de 2009 con una elongación de seis milímetros en los abdominales. Perdí en semifinales contra Del Potro y la elongación pasó a 26 milímetros. Sin duda, no fue una decisión inteligente. Pero con un poco de descanso después no fue un desastre", relató.

Además, el balear tiene claro que, para ganar un Grand Slam, hay que estar en las mejores condiciones físicas posibles, por lo que el esfuerzo de jugar lesionado puede resultar baldío, además de contraproducente: "Si hay un gran riesgo de que empeore, probablemente renunciaría a jugar. Para mí la felicidad es mucho más importante que la opción de ganar. Además, que si tienes un problema físico real no vas a ganar (...) Si estás lesionado de verdad, es imposible ganar un torneo como éste".

Otras historias que te pueden interesar: