Las personas sordas reclaman sanidad, emergencias y teleasistencia accesibles

·4 min de lectura

Madrid, 22 sep (EFE).- Teleasistencia adaptada a los mayores sordos, servicios de emergencia y de salud accesibles, lengua de signos desde la infancia o eliminar las barreras que les impiden trabajar en ciertos puestos, son algunas de las reivindicaciones de la comunidad sorda a la que pertenecen más de un millón de personas en España.

"Queremos vivir en una sociedad justa y democrática en la que los derechos de todas las ciudadanas y ciudadanos valgan lo mismo", exponen en el manifiesto de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) por Día Internacional de las Personas Sordas, que se celebra este sábado, el 24 de septiembre.

A lo largo de la semana, las personas con discapacidad auditiva están realizando actividades para visibilizar las barreras y los prejuicios que les impiden todavía la plena participación social y laboral.

Como las que vivieron durante la pandemia, el temporal Filomena, la erupción del volcán de La Palma o en los incendios forestales de este verano, emergencias en las que las personas con sordera tuvieron problemas para acceder a los avisos, a la información sobre lo que sucedía o a las indicaciones que se daban a toda la población para su seguridad y protección.

"QUE LO ESCUCHE TODO EL MUNDO"

"¿Te imaginas vivir situaciones de riesgo o de emergencias y no saber qué sucede, qué hacer o cómo protegerte? Así lo vivimos más de un millón de personas con discapacidad auditiva en España".

Así comienza la campaña lanzada este miércoles por la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas) "Que lo escuche todo el mundo", que este año dedica a las situaciones de emergencia.

Con el lema "Un Compromiso Urgente", la iniciativa muestra en un impactante vídeo la vulnerabilidad, las dificultades y los riesgos que viven las personas con sordera, tanto si comunican en lengua oral y usan audífonos e implantes, como si lo hacen en lengua de signos.

Las familias quieren dar a conocer las medidas y recursos de apoyo a la audición y para el acceso a la información para que se tengan en cuenta en la previsión y planificación de recursos y actuaciones en situaciones de emergencia.

"Cuando llamamos al 112 el centro sabe qué teléfono le llama y dónde estamos", ha explicado Leonardo Marcos, Director General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, en la presentación de la campaña, aunque ha admitido que el sistema solo está preparado para las comunicaciones de voz, por lo que su departamento trabaja con Derechos Sociales para ver cómo incorporar los últimos avances tecnológicos que mejoren la accesibilidad.

Desde la Fundación ONCE José Luis Martínez Donoso ha urgido a elaborar un plan de emergencia para las personas con discapacidad; Jose Luis Aedo, presidente de Fiapas, ha pedido recursos que tengan en cuenta las necesidades de todas las personas sordas, como el subtitulado en los medios de comunicación o servicio de interpretación en lengua de signos.

FACHADAS EN AZUL POR LAS LENGUAS DE SIGNOS

Edificios emblemáticos de cientos de países iluminarán sus fachadas en azul turquesa, color que identifica a la comunidad sorda este viernes, 23 de septiembre, Día Internacional de las Lenguas de Signos.

Existen más de 300 lenguas de signos en todo el mundo y 66 países reconocen legalmente sus lenguas de signos nacionales, entre ellos, España -la española y la catalana-.

Pero no basta con el reconocimiento, advierte la CNSE, que expone la urgencia de aprobar un reglamento que desarrolle la ley (2007) por la que se reconocen las lenguas de signos en España para asegurar su presencia en todos los ámbitos y contribuir a acabar con el desconocimiento y los prejuicios que todavía persisten sobre estas lenguas.

También, que se incorpore en la Constitución Española, en la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias y de manera transversal en cualquier legislación. "Las lenguas de signos son un derecho humano y como tal, deben protegerse y promocionarse", asevera su presidente, Roberto Suárez.

"De poco sirve su reconocimiento, si se nos priva de su ejercicio", añade.

Por ello, la confederación de personas sordas reclama normalizar el aprendizaje y el uso de la lengua de signos entre la infancia sorda, proporcionado a esos alumnos centros bilingües con intérpretes y especialistas en esa lengua.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay 1.230.000 personas con discapacidad auditiva de distinto tipo y grado. De ellas, cerca del 98 % utiliza la lengua oral para comunicarse y el 2,2 % (27.300) la lengua de signos.

(c) Agencia EFE