Las personas creen que su personalidad no se va a modificar en el futuro

Aunque reconocen que han cambiado "significativamente" con los años

Investigación de las universidades de Virginia y Harvard

MADRID, 04 (EUROPA PRESS)

Las personas creen que su personalidad no se va a modificar en el futuro a pesar de reconocer que ésta ha cambiado "significativamente" con respecto al pasado, tal y como evidencia un estudio que publica esta semana la revista especializada 'Science' y que ha sido realizado por la Universidad de Virginia y la de Harvard (ambas situadas en Estados Unidos).

De este modo, los expertos deducen que la gente piensa que su personalidad no cambiará con los años. Así lo aseguran los doctores Daniel T. Gilbert, Jordi Quoidbach y Timothy D. Wilson, los cuales han sido los directores del trabajo 'Ilusión del final de la historia' que recoge la Plataforma SINC.

Para ellos, "existe una tendencia a tratar el presente como una línea divisoria, en la que uno se convierte en la persona que será por el resto de su vida". Sin embargo, consideran este pensamiento como "la ilusión del final de la historia" y explican que esta actitud "puede llevar a las personas a no tener en cuenta los futuros comportamientos y preferencias".

A estas conclusiones han llegado los expertos tras encuestar a 7.519 personas de entre 18 y 68 años, de las que el 80 por ciento fueron mujeres. Todos ellos respondieron a cuestiones sobre su estilo musical preferido, su plato de comida predilecto, su afición favorita o su amigo más íntimo.

De sus respuestas, y de otras referidas a estimaciones futuras y a comprobaciones de gustos con respecto al pasado, los especialistas deducen que las personas "tienden a subestimar cuánto cambiarán a medida que cumplan años". A su juicio, "puede que los encuestados crean conocerse muy bien a sí mismos, y que piensen que un cambio en el futuro amenaza esa creencia".

Además, sostienen que "es probable que la dificultad de predecir cómo será algo en el futuro lleve a muchas personas a asumir que no se producirán demasiados cambios". En concreto, concluyen que es posible "confundir la dificultad de imaginar el cambio personal futuro con la poca probabilidad de cambiar personalmente".

PUBLICIDAD