Tu perro sabe cuando le mientes y actúa en consecuencia

·3 min de lectura
Spaniel holding a bowl
Spaniel holding a bowl

Los perros son capaces de muchas hazañas. Y una que se ha demostrado en un artículo científico es la de no dejarse engañar. En un experimento diseñado para determinar si los perros creen a los humanos, los animales han demostrado que son capaces de detectar cuándo se les está mintiendo y actuar en consecuencia.

Ojo, porque los perros son capaces de saber cuándo se les miente a propósito, no cuando un humano está equivocado. Que es un matiz que puede parecer menor, pero es fundamental. Vamos a explicar el experimento para que esto se entienda bien.

Un equipo de investigadores del Centro de Investigación Messerli en Viena diseñaron un experimento para comprobar si los perros modifican su comportamiento cuando un humano les miente. Para que no hubiese ningún sesgo, seleccionaron 260 perros de todas las edades que pudieron conseguir, y más de 12 razas distintas para que esto tampoco fuese un factor.

Basaron el diseño en un que ya ha dado resultados con infantes humanos y con grandes simios. Los perros se encontraban en una habitación con dos humanos, dos cubos y una ración de comida. Uno de los humanos, al que podemos llamar "gestor" se encargaba de cambiar la comida de lugar, y el otro humano, el comunicador, le decía al perro dónde estaba la comida.

El trabajo del gestor era sencillo: cuando el perro llegaba a una sala, la comida estaba en un cubo, y el trabajo del gestor era cambiar la comida de cubo en un determinado momento en la mitad de los experimentos. El trabajo del comunicador era distinto en el primer experimento y en el segundo. En el primer experimento el comunicador se quedaba en la sala, veía si se cambiaba la comida o no, se acercaba al cubo, comprobaba dónde estaba la comida, y se lo decía al perro.

Esto es importante: siempre, siempre, les decía a los perros la verdad. Siempre les señalaba el cubo que realmente contenía la comida.

Una vez establecido este sistema, la cosa cambiaba un poco, y se daban dos situaciones. Al llegar a la sala, todo seguía igual: el gestor con los cubos, una ración de comida, el comunicador y un perro. En la primera versión, el comunicador se quedaba en la sala, y veía si el gestor cambiaba o no la comida. Pero siempre, pasase lo que pasase, le decía al perro que la comida estaba en el primer cubo sin acercarse a los cubos a comprobarlo. Es decir, la mitad de las veces decía la verdad y la otra mitad de las veces mentían, pero sabiendo que mentía.

La otra versión es muy similar: el perro, los cubos, la ración de comida y las dos personas. Pero en este caso, a mitad del experimento el comunicador salía de la sala. En la mitad de las ocasiones la comida cambiaba de cubo y en la otra mitad no, y el comunicador siempre señalaba el primer cubo. Pero en este caso no sabía si mentía o no, porque no se acercaba al cubo. Podía estar equivocado o acertar, pero no mentía a sabiendas.

Bien, pues el comportamiento de los perros cambiaba según dedujesen que el humano les mentía o si pensaban que estaba equivocado. En el caso en que sabían que el humano mentía se acercaban al cubo donde estaba la comida en muchas más ocasiones, ignorando las instrucciones del humano. En el caso en que el humano podía estar equivocado o no, los animales seguían mucho más de cerca las instrucciones de los humanos.

Este experimento demuestra una cosa: que los perros desarrollan lo que se conoce como "teoría de la mente", que es una forma de decir que los perros son capaces de atribuir pensamientos o intenciones a otros seres, en este caso a los humanos. No implica que sean detectores de mentiras infalibles, pero sí que son capaces de determinar cuándo se les está mintiendo con intencionalidad, y cambiar su comportamiento en consecuencia.

Vídeo | Tiene un león en su casa, se cree que es un perro y en cualquier momento se lo va a comer

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente