La periodista que a inicios del siglo XX se atrevió a hablar del divorcio en la prensa española

Alfred López
·3 min de lectura

Carmen Burgos (1867-1932) fue una de las mujeres pioneras del periodismo en España, quien firmaba la mayoría de sus artículos y libros bajo el apodo de ‘Colombine’.

Pero el hecho de que algunas personas y escritos se refirieran a esta insigne periodista como ‘la Divorciadora’ no fue porque se dedicara a romper matrimonios, sino por ser una de las primeras personas que, públicamente, plantearon a través de un medio de comunicación un debate abierto sobre la conveniencia o no de regular el divorcio en España.

La periodista y escritora Carmen Burgos ‘Colombine’, recibió el sobrenombre de ‘la Divorciadora’ a raíz de publicar en 1904 el libro ‘El divorcio en España’ (imágenes vía Wikimedia commons y Biblioteca Nacional de España)
La periodista y escritora Carmen Burgos ‘Colombine’, recibió el sobrenombre de ‘la Divorciadora’ a raíz de publicar en 1904 el libro ‘El divorcio en España’ (imágenes vía Wikimedia commons y Biblioteca Nacional de España)

Lo hizo a partir de 1903, a través de la columna «Lecturas para las mujeres» que escribía en el Diario Universal. A modo de encuesta hacia sus lectoras, consiguió que estas, e incluso muchísimos lectores masculinos, le enviaran un gran número de cartas a la redacción del periódico con sus opiniones al respecto de la fundación del ‘Club de matrimonios mal avenidos’.

Numerosos son los expertos que defienden que la iniciativa de Colombine se podría calificar como el primer plebiscito español sobre el divorcio. Esa sección no estuvo exenta de polémica y muchos fueron los lectores más conservadores que hicieron llegar su protesta hasta la dirección del rotativo.

Por tal motivo, Carmen Burgos decidió, un año después (1904), publicar un libro que llevó por título El divorcio en España, que se trataba de una extensa recopilación de las cartas recibidas y en las que recogía todo tipo de opiniones, tanto a favor como en contra de regular o plantearse el divorcio en nuestro país.

Pero aquel libro recopilatorio no solo estaba compuesto por cartas recibidas de lectores anónimos, sino que entre ellas también había la opinión de un buen número de intelectuales de la época, entre los que se encontraban Pio Baroja, Vicente Blasco Ibáñez, Concepción Gimeno de Flaquer o María de Echarri (por citar tan solo cuatro nombres).

En este libro, Colombine daba buena cuenta de las diferentes opiniones de todas aquellas personas que habían participado desinteresadamente en aquella especie de plebiscito espontáneo, que había surgido a través de la columna periodística, las cuales se basaban en tres aspectos: el religioso, el moral y el político.

Dependiendo de la ideología y del grado de religiosidad de cada persona, su respuesta podía ser a favor o en contra de que existiera una ley que regulase la disolución de un matrimonio. Curiosamente, había conseguido reunir más argumentos a favor del divorcio (1462) que en contra (320).

Podéis acceder a leer o descargar (de forma gratuita y legal) un ejemplar del libro ‘El divorcio en España’ de Carmen Burgos ‘Colombine’ a través del enlace del enlace de la Biblioteca Nacional de España: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000149063&page=7

Fuentes de consulta e imágenes: ‘Eso no estaba en mi libro de historia de la política’ de Alfred López / ‘Siempre estuvieron ellas’ de Javier Santamarta del Pozo / Biblioteca Nacional de España / Wikimedia commons

Más historias que te pueden interesar: