Un periodista mexicano pone Twitter patas arriba con un mensaje sobre Vox

·3 min de lectura
Santiago Abascal, líder de Vox, sosteniendo una tarta de Vox.  (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Santiago Abascal, líder de Vox, sosteniendo una tarta de Vox. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

Tremendo el lío el que se ha armado en el seno del partido mexicano conservador Partido Acción Nacional (PAN) después de que un grupo de legisladores apoyase una iniciativa en contra del comunismo presentada por Santiago Abascal, líder de Vox.

Varios legisladores mexicanos del PAN firmaron la pasada semana en un acto en el Senado junto con Abascal la llamada Carta de Madrid, que pretende frenar el avance del comunismo en los países iberoamericanos.

Tal y como recoge Martí Quintana en EFE, “el que podría haber sido uno de tantos actos políticos que pasan inadvertidos en México derivó en un aluvión de críticas en redes sociales y una crisis dentro del PAN que ha ido escalando”.

De hecho, el PAN ha hecho oficial la destitución de Christian Camacho, a quien se le atribuye haber convencido al senador Julen Rementeria de realizar el encuentro con Abascal, según informan medios locales.

Camacho, responsable de las redes sociales del grupo parlamentario del PAN en el Senado mexicano, ha confirmado su despido en Twitter: “La vida, la libertad, la familia, la patria, la propiedad privada y la democracia se defienden al precio que sea. Uno nunca debe arrepentirse de hacer lo correcto”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tras este revuelo en el seno de los conservadores mexicanos, el periodista Poncho Gutiérrez ha publicado un mensaje en Twitter que lleva en muy pocas horas más de 5.600 ‘me gusta’ y más de 1.000 compartidos.

“VOX vino a destruir el comunismo y terminó destruyendo al PAN”, ha escrito en tono irónico el director de El Deforma.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La llegada de Vox a México ha propiciado, además, los ataques del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, que llegó a calificar al partido de Santiago Abascal de “retoño del franquismo” y definió a la tercera fuerza del Congreso en España como “autoritarios, clasistas, racistas, corruptos” y “casi fascistas”.

Abascal respondió también en Twitter, aunque sin nombrarlo, a López Obrador: “Ninguna declaración de quienes se abrazan a tiranos y protegen a narcos va a impedir nuestra causa a favor de la libertad, los derechos y la prosperidad de las naciones. Mi agradecimiento a todos los mejicanos que nos han hecho sentir como en nuestra casa. ¡Viva Méjico!”.

Un mensaje no exento de polémica y críticas. Decenas de usuarios le afearon que escribiese el nombre del país con la letra “J” en vez de con la “X”.

Destaca Antonio Ortuño en El País en un artículo titulado El PAN convertido en caricatura que la reunión de este partido —fundado en 1939 y que ha gobernado la república dos veces— con Vox “es un error casi inconcebible para un partido que aspire a ser considerado con seriedad”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente