Peridis aboga por una "segunda reconciliación" sin mirar hacia atrás

El escritor, arquitecto y dibujante José María Pérez, Peridis, este viernes. EFE/J.J. Guillén

Valladolid, 15 feb (EFE).- El arquitecto, dibujante y escritor José María Pérez, Peridis, se ha mostrado partidario de abordar una "segunda reconciliación", sin mirar hacia atrás, para reducir al máximo la fractura social y restañar las heridas de las dos Españas horadadas durante la Guerra Civil y posterior dictadura franquista.

"Se abrieron los cauces durante la Transición, pero quedaron asignaturas pendientes políticas y sociales. Al final las cosas salen a flote y a la actual generación de políticos le toca abordar una segunda reconciliación", ha afirmado este sábado Peridis en una entrevista con la Agencia Efe.

Es la misma tesis que defiende en su última novela, "El corazón con que vivo", galardonada con el Premio Primavera 2020, ambientada en un pueblo situado entre la provincia de Palencia y Cantabria, y donde recrea un episodio real sobre una familia partida en dos por la última Guerra Civil (1936-1939).

"No hay buenos ni malos sino unas circunstancias que les hace sacar lo mejor y peor de sí mismos", ha reflexionado desde la perspectiva de una familia enfrentada por la guerra y que para cicatrizar sus odios y afrentas ha tenido que esperar al menos durante dos generaciones.

Es la lección que pretende trasladar al lector sobre una problema latente desde hace casi un siglo y ahora "de máxima actualidad", pero en el que Peridis observa "demasiada crispación" y un deseo de ir hacia atrás "no para perdonar y reconciliar sino para tirarse los trastos a la cabeza", lo cual "no conduce a ninguna parte", ha lamentado.

"Somos hermanos, vecinos, primos... Tenemos la misma sangre. Este es el momento de solucionar los problemas pendientes para que la mayor parte de las personas se sienta cómoda en la sociedad", ha insistido quien fue un niño de la posguerra, nacido en 1941 en Cabezón de Liébana (Cantabria).

En ese entorno geográfico respira la novela ganadora del Premio Primavera de Novela, la demostración a través de su trama de que la política "puede dividir a la gente" por lo que, en su opinión, en cualquier intento de reconciliación "hay que medir las palabras, evitar las descalificaciones y mantener una conducta ética".

"Cuando os marchéis, nosotros vamos a seguir en el pueblo y tenemos que convivir", afirma en la novela uno de los vecinos al dirigirse a los militares que lo habían tomado, un relato que surgió de una manera casual: "La culpa la tiene el AVE", durante un viaje en tren donde el escritor y viñetista se topó con un amigo de la infancia.

Camino de Santander se le acercó un antiguo compañero que le contó la historia de unos gemelos de oro y brillantes que pasaron de mano en mano por los miembros de su familia como símbolo de reconciliación, una historia que le pidió a Peridis que la transformara en relato, como finalmente ha hecho "desde la perspectiva actual", ha matizado.

"La gente de ahora no sabe lo que fue la guerra, sólo que hubo buenos y malos, cuando en realidad fue algo horrible que dividió a pueblos, familias y provincias", en algunos casos de por vida, por lo que "hacía falta una reconciliación desde el punto de vista político", ha observado.

Peridis ha insistido en que hay quien todavía intenta la fragmentación "cuando no hay que división que valga porque somos una familia, con la misma sangre y los mismos problemas".

Desde el medievo, donde situó sus dos últimas novelas ("Esperando al rey", 2014, y "La maldición de la reina Leonor", 2017", ha saltado varios siglos para situar en el medio siglo XX su nuevo y laureado relato.

"Gracias a la 'Enciclopedia del Románico' conocí de primera mano el lenguaje medieval, un tanto pautado, diplomático y encorsetado de los obispos, reyes y nobles. Ahora me he visto con una libertad de pluma extraordinaria y un lenguaje coloquial, directo y fresco". ha anotado en clave literaria y estilística.

Roberto Jiménez.