Perú registró 674 feminicidios en los últimos cinco años

Lima, 22 nov (EFE).- Perú registró 674 casos de feminicidio en los últimos cinco años, de los cuales 23 eran ciudadanas extranjeras que murieron, en su mayoría (87 %), a manos de su pareja, expareja o un familiar, informaron este martes fuentes oficiales.

De acuerdo al Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, más de la mitad de las víctimas de feminicidio fueron mujeres jóvenes, de las que el 25,5 % tenían entre 18 y 24 años y el 32,5 % entre 25 y 34 años.

Los datos revelan, además que, del total de víctimas registradas en el último quinquenio en el país andino, el 35,2 % fue asesinada por sus convivientes, el 15 % por sus exconvivientes, el 11 % por sus parejas sentimentales y el 7,6 % por sus esposos.

Las estadísticas también incluyen a 10 mujeres (1,5 %) asesinadas por sus propios padres y a 23 extranjeras, de las cuales 18 son de nacionalidad venezolana.

El Ministerio Público divulgó estas cifras en medio de la conmoción nacional por el feminicidio de Blanca Arellano, una turista mexicana de 51 años, quien viajó a Perú en julio pasado y fue reportada como desaparecida por sus familiares a inicios de noviembre.

Este martes, la Fiscalía confirmó que los restos humanos hallados en una playa de Huacho, ubicada en el departamento de Lima, corresponden a la ciudadana mexicana, quien al parecer mantenía una relación sentimental con el peruano Juan Pablo Villafuerte.

Como principal sospechoso de la muerte de Arellano, Villafuerte está siendo investigado por el Ministerio Público por los presuntos delitos de feminicidio, trata de personas y tráfico de órganos, mientras cumple una orden de 72 horas de prisión preliminar.

Contra el imputado, la Fiscalía solicitó nueve meses de prisión preventiva, un pedido que está siendo evaluado este mismo lunes por el Poder Judicial.

39 FEMINICIDIOS EN 2022

Con el caso de Arellano, ya son 39 las mujeres que, en lo que va de 2022, murieron asesinadas en la expresión más extrema de violencia de género en Perú, que mantiene una tasa de 0,8 feminicidios por cada 100.000 habitantes, de acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En todo 2021, el país andino reportó más de 5.900 mujeres desaparecidas, 146 feminicidios consumados y 123 tentativas.

El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas denunció en marzo pasado la situación de niveles muy altos de violencia contra las mujeres en Perú, así como la discriminación que sufren para acceder a la Justicia.

En el país andino, los Centros Emergencia Mujer (CEM) y la línea 100 atienden a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día, al igual que el denominado Chat 100, un servicio personalizado y confidencial por internet y en tiempo real, que atiende a personas afectadas por la violencia familiar o sexual.

La violencia contra mujeres y niñas es una violación grave de los derechos humanos y el derecho de las mujeres a vivir sin violencia está recogido en acuerdos internacionales.

En el ámbito mundial, solo el 40 % de las mujeres busca ayuda tras sufrir violencia, lo que obliga a las instituciones a promover políticas de prevención y ayuda.

(c) Agencia EFE