Las claves de la crisis en Perú: “autogolpe de Estado”, “vacancia presidencial” y nueva líder en solo unas horas

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las horas más críticas de la historia reciente de Perú. En un movimiento inesperado hasta por los suyos, el hasta ahora presidente Pedro Castillo ha lanzado un intento de “autogolpe de Estado” que ha desembocado en una concatenación de noticias y momentos relevantes.

Minutos después de que este disolviera el Congreso de forma unilateral, la Cámara ha votado una moción de censura para destituirle y abrir la puerta a su sucesión en la figura de Dina Boluarte, vicepresidenta de Castillo hasta esta misma tarde. Esta abogada izquierdista se ha convertido en la primera mujer en acceder a la presidencia.

Su nombramiento ha coincidido con la declaración ante la fiscalía de Pedro Castillo, que a primera hora de la tarde (local) era detenido por las autoridades.

Aquí las claves de lo que ha ocurrido en unas pocas horas en Perú:

¿Qué ha anunciado Pedro Castillo?

En un discurso a la nación y temblando de forma ostensible, el por entonces aún mandatario había anunciado la disolución del Congreso y la formación de un gobierno de emergencia nacional para dirigir el país a golpe de “decretos ley”.

Además, Castillo adelantó la declaración de un toque de queda para esta noche de miércoles a jueves en el país, intentando así reprimir las protestas sociales que ya daba por seguras.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¿Qué es la vacancia presidencial?

Así es como se conoce en Perú la figura equiparable aquí a la moción de censura. En un trámite de urgencia y en un movimiento de unidad hasta ahora no visto (Castillo había superado dos vacancias previamente), el Congreso ha aprobado por aplastante mayoría su cese.

En una votación poco antes de las 14:00 hora local (seis más en la España peninsular), los diputados han apoyado la destitución de Castillo como presidente por “incapacidad moral” —uno de los supuestos que integran esta figura— y con 101 votos a favor y solo 6 en contra, con 10 abstenciones.

Al igual que nuestra moción de censura, el procedimiento legislativo exige de una figura para reemplazar al líder cesado. Por ello, en la lectura del resultado, el presidente de la Cámara ha anunciado que se reanudaría la sesión con la investidura, también por vía de urgencia, de la hasta ahora vicepresidenta, Dina Boluarte.

¿En qué situación queda la nueva presidenta?

Dina Boluarte ha sido investida como presidenta —la primera mujer en ocupar el cargo en Perú—, poco antes de las 16:00 hora local.

Después de jurar “por Dios, la patria y la Constitución”, ha prometido extender su mandato hasta que alcanza la legislatura convencional. Esto es, “hasta el 28 de julio de 2026”, plazo en el que vence el periodo de cinco años ordinario que marca la Constitución peruana.

Respaldada por la mayoría de la Cámara, que se ha unido tras el intento de Castillo, Boluarte ha explicado que “antes que política, soy una ciudadana y madre peruana, que tiene pleno conocimiento de la alta responsabilidad que la historia pone en mis hombros”. Así, tras reiterar que “se ha producido un intento de golpe de Estado promovido”, ha llamado a “un amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas”, solicitando una tregua política para poder combatir a la corrupción.

¿Por qué ha lanzado Castillo este anuncio a la desesperada?

Acuciado por las numerosas crisis que rodeaban a su ejecutivo desde, prácticamente, su nombramiento en julio de 2021, Pedro Castillo se veía cercado también por las no menos numerosas investigaciones judiciales en su contra por sombras de corrupción.

Ante la inminente votación de la vacancia en su contra, ha intentado anular el efecto del Congreso llamando a un levantamiento legislativo que se le ha vuelto en contra.

Toda la oposición, pero también su propio gobierno y la calle han calificado el acto como un autogolpe de Estado que ha fracasado ya en sus primeros minutos. Diferentes analistas aseguran que ni siquiera Castillo había calculado el efecto que podría tener su movimiento.

¿Qué pasa ahora con Pedro Castillo?

Cesado con efecto oficial e inmediato por el Congreso, el político ha sido detenido por orden de la Fiscalía en la prefectura de Lima. Allí permanece en estos momentos prestando declaración, un destino al que él mismo se habría dirigido el mismo luego de abandonar su residencia al emitir el discurso.

A falta de que los jueces decidan, ahora se enfrenta a severas penas de cárcel por su intento de pronunciamiento contra el orden legal del país.

¿Cómo ha reaccionado la calle?

Desde que se ha emitido el discurso de Castillo llamando a revocar el orden constitucional, miles y miles de ciudadanos se han echado a la calle para protestar contra el mandatario.

Bajo una fuerte presencia policial, se están desarrollando numerosas protestas en Lima y otras plazas principales del país, sin noticias a estas horas de grandes disturbios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR