El Pentágono niega su participación en el ataque con drones a bases rusas

En la imagen, el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Joseph Dunford. EFE/Archivo

Washington, 11 ene (EFE).- El Pentágono rechazó hoy de manera tajante la participación de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en el ataque de trece aviones no pilotados contra la base aérea rusa de Hamimim y el puerto de Tartus, ambos en la provincia siria de Latakia, denunciado días atrás por el Kremlin.

"Puedo decir inequívocamente que Estados Unidos no ha estado implicado de manera alguna en el ataque de drones contra las bases rusas en ningún momento", señaló el director del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Kenneth McKenzie, durante una rueda de prensa celebrada hoy en el Pentágono.

McKenzie quiso zanjar así las informaciones divulgadas en los últimos días que apuntaban a que el Ejército estadounidense podría haber estado detrás de esta agresión, teoría que fue avivada hoy por el propio presidente ruso, Vladímir Putin, al decir que sabe quién está detrás del ataque, sin dar más detalles al respecto.

Con esta afirmación, Putin pareció respaldar las acusaciones vertidas por el que fuera jefe del Estado mayor ruso Víktor Bóndarev, quien ha apuntado que Washington podría haber proporcionado a los terroristas los aviones no pilotados con que intentaron bombardear las dos bases rusas en Siria.

Estas declaraciones de Putin se produjeron apenas un día después de que el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Joseph Dunford, mantuviera una conversación telefónica con su homólogo ruso, Valery Gerasimov, charla que fue confirmada por el Pentágono pero cuyo contenido no ha sido divulgado.

Los sucesos se remontan al viernes de la semana pasada, cuando trece aparatos intentaron atacar de madrugada la base aérea de Hamimim y el puerto de Tartus.

Siete de esos drones fueron destruidos por los sistemas de defensa antiaérea, mientras que el mando de otros seis fue intervenido por los militares rusos, que lograron hacer aterrizar a tres de ellos y estrellar al resto.

El análisis de los tres drones intervenidos ha demostrado que los terroristas pueden lanzarlos desde una distancia de un centenar de kilómetros.

El apoyo de Moscú al régimen del presidente sirio, Bashar Al Assad, en su lucha contra la presencia de combatientes del Estado Islámico en el país ha provocado no pocos roces con Estados Unidos, que lucha esa misma guerra pero liderando una coalición internacional de la que forman parte las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), que se oponen al actual régimen.

Sin embargo, hoy McKenzie quiso quitar hierro a la situación y, señaló que, en general, el Pentágono está "satisfecho" con el papel que está desempeñando Rusia en su lucha para expulsar a los combatientes del EI de Siria.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines