Sean Penn, un cuerpazo que supera el medio siglo

A sus 52 años, Sean Penn sigue teniendo una espléndida anatomía. Prueba de ello es la fotografía que recoge el diario británico `Daily Mail´, que fue captada mientras el actor salía a correr por la calles de Malibú (California).

Puede que los esfuerzos físicos del protagonista de `Mi nombre es Harvey Milk´ se deban a su afán por seguir protagonizando títulos de acción. Penn ha mejorado notablemente su físico, estando ahora mucho más fuerte y tonificado.

[Relacionado: ¿Sean Penn quiere volver con Madonna?]

Sean suele salir a correr por las playas de la zona, cerca de su casa, y esta vez iba acompañado de Henry Hopper, hijo del fallecido Dennis Hopper. Ambos se hicieron muy amigos durante el rodaje de `Colores de Guerra´ , un thriller policíaco estrenado en 1998, estrechando aún más sus lazos desde la muerte del progenitor de Henry.

Últimamente Henry ha estado en el ojo del huracán. El joven actor fue acusado de violar a una chica 15 años, a la que, supuestamente, suministró drogas y alcohol. Parece que Sean está muy preocupado por el chaval y está haciendo gala de su instinto paternal cuidándole continuamente.

[Y además... Sean Penn termina sus clases de control de la ira]

La madre de Henry, Katherine LaNasa, fue la cuarta de las cinco esposas que tuvo Dennis Hopper. Cuando éste falleció, se encontraba en trámites de divorcio con su última mujer , Victoria Duffy, que no vio ni un céntimo de su herencia, mientras que su hija en común, Galen, recibió 2,85 millones de dólares más otros 600.000 en concepto de propiedades. No cabe duda, por tanto, de que las disputas familiares también han perjudicado la estabilidad emocional del amigo de Sean.

¿Qué os parece el físico de Sean? ¿Pensáis que, como los buenos vinos, ha mejorado con los años?

PUBLICIDAD