Peluches y tests de embarazo para los migrantes a bordo del "Ocean Viking"

Por Anne CHAON
El barco "Ocean Viking", de las ONG SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), anclado en el puerto francés de Marsella el 4 de agosto de 2019, antes de partir para rescatar a migrantes en el mar Mediterráneo

Marina terminó de pintar la tortuga. La comadrona de Médicos Sin Fronteras (MSF) decoró dos contenedores en el nuevo barco de SOS Méditerranée, el "Ocean Viking", para acoger a los migrantes y, sobre todo, para tranquilizar a los niños.

El equipo médico de MSF, --un médico, dos enfermeras y una partera--, se está preparando para atender por largo tiempo a los migrantes que esperan desembarcar en un puerto.

La cebra, el elefante, la tortuga, las alas de pájaros y una réplica del Ocean Viking, además de dibujos de niños realizados en el barco humanitario Acuario, alegran las austeras paredes de las salas para los migrantes.

"Sabemos que es posible que tengamos que atender a los pacientes a bordo por un plazo indefinido, es el nuevo desafío", comenta Stéphanie, una enfermera alemana, responsable del equipo médico.

"Estamos bastante bien equipados, pero esperamos que no tengamos que lidiar con esa situación por mucho tiempo", admite.

Además de los suministros médicos ordenados en los estantes (infusiones, vendas, medicamentos, sales de rehidratación ...), hay también juguetes, peluches, cartillas para distraer a niños y adultos.

- Seis nacimientos en alta mar -

MSF instaló su clínica en el centro del puente, dispone de un contenedor blanco, con una sala de emergencias, tres literas y una sala de partos con sábanas azules.

En general, e incluso para el italiano Matteo Salvini, conocido por su línea dura contra la migración, las mujeres embarazadas con más de seis meses suelen ser evacuadas.

En algunos casos las condiciones del mar impiden la evacuación o si ya inició el trabajo del parto no pueden ser trasladadas.

En los últimos años, al menos 35 bebés migrantes han nacido en buques humanitarios o militares en medio del Mediterráneo, según un recuento de AFP.

Seis de ellos nacieron en el Acuario: Desire Alex, en mayo de 2016, lleva ese nombre en honor del capitán, luego Newman, Favor, Mercy, Cristo y Milagro, nombres que describen el alivio incrédulo de sus madres.

La madre de Cristo dio a luz sola, en pleno mar abierto, en un bote lleno de hombres. Cuando subió al Acuario, su bebé todavía estaba atado al cordón umbilical.

La partera Marina recibió a Favor en sus manos una noche de tormenta de diciembre del 2016. Su madre, una mujer nigeriana que había perdido a su esposo en Libia, suplicó a los contrabandistas que la dejaran subir a bordo del bote como un favor y por ello lleva ese nombre.

"Había 150 mujeres a bordo ... cuando iniciaron las contracciones no se pudo evacuar por razones médicas", rememora la partera, que carga una foto del niño ya grande y que ahora reside en Italia.

Según sus observaciones, "los movimientos del barco, especialmente durante las tormentas, favorecen las contracciones", explica.

Esos nacimientos entran en las estadísticas. Desde 2014, casi 80.000 mujeres, casi todas madres, han llegado por mar a Italia, sin mencionar a las adolescentes.

- Embarazos no deseados -

Por el Acuario han pasado casi 4.700 mujeres, la mayoría de las cuales han sido expuestas a violencia, a agresiones y a abusos sexuales a lo largo de su viaje.

En 2016, el 4,4% de ellas estaban embarazadas. En 2018, la proporción aumentó al 10%. Marina asiste a todas las mujeres que lo piden.

Es algo clave para las que han sido violadas: "Si estás embarazada, si crees que estás embarazada, ven a verme, será confidencial", es su lema.

El test de embarazo está disponible para todas. Por ello ha recibido a muchas adolescentes, menores que viajan solas, buena parte de ellas han sido obligadas a pasar a través de casas de prostitución en Libia.

"A veces me ha tocado a mí decirles que están embarazadas", cuenta.

Frente a la cantidad de embarazos no deseados, MSF ofrece píldoras abortivas a bordo.

"No lo hacíamos en el pasado. Pero recibíamos muchas solicitudes ...", reconoce Marina.